Pareciera que algo tan inocente no podría ser más que romántico, pero lo cierto es que podemos adquirir un incurable virus.

El herpes oral es más común de lo que crees, y se manifiesta a través de la aparición de ámpulas, vulgarmente conocidas como fuegos. Éstas aparecen no sólo en la boca, también en las encías y la lengua.

Se transmite cuando hay un contacto entre la piel infectada y la saludable, pero también puedes adquirirlo por descuidos simples, como beber del vaso de alguien que lo padece.

Esta enfermedad es muy común, y ataca a las personas que tienen bajas las defensas.

Se calcula que en Estados Unidos el 50% de las personas lo tienen, y la mayoría NO lo sabe.

Ahora imagina lo que sucede cuando besas a alguien que lo padece, ¡y ni idea tiene!

A pesar de esto, algunos expertos aseguran que no se transmite cuando las lesiones no son visibles, sí es altamente contagioso cuando están presentes.

¿Cómo evito contagiarme?

¡Manteniéndote saludable! Procura llevar una dieta balanceada y tener cuidados extras, como usar bálsamos para labios con filtro solar, y tratar de llevar una vida tranquila.

En caso de que los padezcas, se tratan fácilmente. Si no quieres ir con un médico, en las farmacias venden varios medicamentos sin receta que minimizan su aparición y reducen las molestias.