Barcelona acaba de confirmar hoy el pago de la cláusula de rescisión de Xavi Hernández con Al Sadd, equipo catarí, quien contaba con los servicios del catalán en la dirección técnica.

La decisión se dió luego de una campaña conjunta de todo el barcelonismo, tanto directivos, socios y aficionados, para clamar por la llegada del retirado volante español.
La campaña funcionó, y aunque al principio el equipo del Medio Oriente quería declinar la partida del estratega, no pudo evitar que el sentimiento de amor por su club materno pudiera con él, quien le dio su sí rotundo a Joan Laporta, presidente del club blaugrana. Este hizo todo lo posible para presionar al club de Catar y liberar el contrato de Hernández.

Como si de una película se tratara, Xavi continúa el legado empezado por Johan Cruyff, quien le dió la primera Champions al club Catalán en 1992, como DT. En la plantilla de aquel equipo estuvo también Pep Guardiola, ex- técnico del Barça, maestro de Xavi en sus primeros años como futbolista y posteriormente tomando al número 6 del equipo como su mano derecha en la época más importante de la historia del club, de 2008 hasta 2012.
Xavi se terminaría despidiendo del Barcelona en 2015, luego del triunfo en la final de Champions League frente a la Juventus. En ese entonces el mismo jugador dijo que no era un adiós definitivo, sino un hasta luego. Terminó su carrera en Catar y dirigió al mismo club. Todo esperando la oportunidad que ahora se le presenta. Como punto curioso, antes de dirigir al Barcelona, Guardiola también jugó en el Medio Oriente y se nutrió de diferentes culturas futbolísticas antes de llegar al primer equipo catalán.

Al llegar, Xavi se encontrará con un equipo sumamente diezmado, noveno en liga y complicado en Champions para llegar a la siguiente fase. A eso se le suma la mencionada salida de Lionel Messi del club, dejando un vacío y una sensación general sórdida en los alrededores del Camp Nou.

Pero el futuro no se ve tan terrible, las promesas del club son los llamados a levantar la cabeza y dar un paso adelante de la mano del nuevo DT blaugrana. Ansu Fati, heredero del número 10, como principal aliciente, no olvidando a Pedri, indispensable para España, como Araujo, la nueva joya defensiva uruguaya. La consolidación de las figuras también será el reto de esta nueva era del Barça, liderados por Memphis Depay, Frenkie De Jong y los veteranos Piqué, Busquets y Alba, quienes tuvieron sus altos y bajos en el club, pero que no han demostrado aún todas sus capacidades reales.

El futuro del Barça se ve tan prometedor como arriesgado. No hay que olvidar que es la primera experiencia de Xavi en los banquillos del fútbol más competitivo del planeta. Y por más que seas campeón del mundo, la experiencia no se improvisa. Aunque esto poco le importó a Zidane, o al mismo Guardiola, por dar ejemplos. Solo el tiempo lo dirá.