El manejo de la responsabilidad en las empresas y su repercusión en la solución de los problemas

264
Foto: Medicalassistantsalud.com

Uno de los problemas más comunes en las empresas son las justificaciones de las personas, cuando no cumplen una tarea, una meta, o algo les sale mal. “A menudo vemos personas con un concepto errado de responsabilidad, muchos creen que es tener la culpa de un hecho o situación en particular. Pero en realidad, por definición, la responsabilidad es la capacidad que tiene un individuo de responder, y de hacer algo al respecto después de haber cometido un error, o ante cualquier situación difícil.

Indicadores de baja responsabilidad en las personas 

  • La Justificación:
    Es muy común cuando una persona comete una falta o no cumple una meta. No le pregunte a un vendedor ¿Por qué no vendió?, ya que va a tener muchas razones, pregunte ¿Qué va a hacer para subir las ventas?, ¡haga un plan de trabajo y me lo envía! Haga que su equipo asuma las consecuencias de sus equivocaciones y trabaje para resolver el problema.
  • Susceptibilidad:
    Es cuando a una persona se introvierte o se ofende con facilidad si recibe un llamado de atención por algo que hizo mal, o se le acusa de algo o se le exige algo de manera directa. Es importante que los llamados de atención los haga en privado y no en público y con mucho respeto.
  • Culpabilidad:
    Las personas suelen culpar a los demás o a las circunstancias de sus problemas, hágales entender de qué manera sus acciones les llevaron a estar en esa situación, y que la causa no está en el exterior sino en su interior.

Indicadores de alta responsabilidad en los individuos

  • Aceptar ser la causa:
    Cuando una persona asume que sus decisiones y acciones le llevaron a estar en ciertas circunstancias, sean positivas o negativas.
  • Dureza:
    habilidad de mantener su posición: Se refiere a una persona que tiene la capacidad de responder, mantener su posición y no dejarse afectar pese a los problemas, oposición, opiniones críticas, situaciones adversas y comentarios negativos.
  • Extroversión:
    la persona se fija, se da cuenta: Son los que tienen su atención en el exterior y se dan cuenta de la situación, de ser necesario intervienen para ayudar si está en sus posibilidades.
  • Iniciativo:
    Como su nombre lo indica, se trata de aquellos que no necesitan de presión externa para tener la iniciativa de aportar, en la medida de sus posibilidades, siempre y cuando sea necesario.

¿Cómo mejorar la responsabilidad?

Para mejorar este rasgo lo primero que debe hacer el individuo es querer genuinamente ser más responsable, ya que la responsabilidad no se puede imponer. Después de haber tomado esta decisión, debe enfrentar el problema y por último manejar la situación. El conocimiento siempre ayuda a mejorar la responsabilidad. Sin conocimiento es imposible asumir responsabilidad, siempre y cuando se trate de conocimiento realmente aplicable en el ámbito personal y laboral.

“Encontrar y castigar a los culpables no es la solución al problema. Es por ello que recomendamos a los ejecutivos que cuando se encuentren con una situación como ésta, le pregunten a la persona de qué forma va a reparar su error, a fin de que ésta asuma y repare las consecuencias o por lo menos aporte para ello.