Si algo está claro es que el metaverso sigue siendo una de las innovaciones más seguidas de los últimos años, estando en boca de todos. De ahí que las previsiones hechas indiquen que la economía del mismo llegará a alcanzar los 13 millones de dólares en el 2030. Por ese motivo, entre otros muchos, las instituciones bancarias y financieras han comenzado a ojear las oportunidades que este mundo virtual puede ofrecerles.

No olvidemos que, en los últimos años, se han puesto en valor las monedas y monederos digitales, siendo una de las herramientas que se prevé que serán de las más usadas en un futuro no muy lejano. Sin embargo, aún hoy en día, y con todas estas herramientas disponibles, siguen destacando aquellos que realizan sus pagos con tarjeta. Recordemos que son muchos los negocios que ya ofrecen sus servicios dentro de este mundo digital, y que, aunque están trabajando para ofrecer nuevas formas de pago, parece que la tarjeta sigue siendo el método de pago más elegido.

Las tarjetas y su seguridad

Quizá pagar con tarjeta siga siendo el método de pago preferido debido a la seguridad que ofrece. De ahí que negocios digitales que tienen esa imagen de seguros, como las plataformas de juego, ofrezcan esta forma de pago. Incluso contando con listados de Casinos online con MasterCard, para que puedas encontrar aquel que se adapte a tus gustos, eso sí, siempre con los mejores y más seguros métodos de pago. Y es que las tarjetas de crédito ofrecen ciertas ventajas frente al efectivo y otras formas de pago, como la protección que ofrecen en cuanto a robos, perdidas o gastos efectuados de manera fraudulenta; la garantía de comprar o pagar de manera segura o la protección de devolución de ciertos artículos.

El metaverso y los pagos

En cuanto al metaverso, para poder garantizar su funcionamiento de manera plena, se ha de generar una economía digital dentro de él. En este contexto se plantea que los pagos digitales pueden serán una de las herramientas principales para hacer que funciones como debería. Y es que, los métodos de pago que cuenten con un buen respaldo pueden ser la clave para ofrecer una experiencia completa a los usuarios.

En cuanto a la seguridad, el sector financiero se ha encargado, en la vida real, en mantener la garantía de los bienes personales. Sin embargo, dentro de un mundo virtual se deben analizar las amenazas que sus usuarios pueden recibir, teniendo en cuenta que se desarrolla dentro de un entorno digital en el que pueden aparecer ataques cibernéticos. Por eso, es muy importante generar formas de pago extra seguras que permitan mantener a los usuarios a salvo.

La credibilidad del metaverso

Es por ello que, según han comentado algunos expertos como el director de acuerdos de la compañía ConnectPay, Simas Simanauskas, la credibilidad de este nuevo mundo depende en gran parte de la seguridad que pueda ofrecer. Algo que incluye las diferentes formas de pago que estarán disponibles. En el caso de no poder poner en práctica este tipo de medidas, que ya se están aplicando a monederos de activos digitales y a las criptomonedas, los monederos de los clientes podrían mermar rápidamente.

De momento, la ley ya está tramitando nuevos cambios como el establecimiento de la verificación de dos factores de manera obligatoria para todos los pagos y transacciones efectuados en Europa. Algo que seguramente se aplicará en el resto del mundo muy pronto, añadiendo una capa extra de seguridad en los pagos en línea. Ha llegado, pues, el momento de que nos familiaricemos con los procesos de seguridad y conocimiento para poder identificar a los proveedores de pago que sean de confianza.

Bancos y metaverso

Algunos de los bancos más conocidos, entre los que están el Santander o el BBVA, dieron el salto al metaverso durante 2021. Ambos cuentan con algunos proyectos que les van a permitir operar dentro de este nuevo entorno. Algo que también hizo el HSBC recientemente; aunque en este caso el objetivo de la entidad financiera es gestionar las carteras de inversión de sus clientes dentro de este innovador mundo digital. Cada vez son más los bancos que se suman para reducir las distancias físicas que se generan en muchas ocasiones entre los clientes y sus sucursales. De este modo, los clientes podrían recibir el mismo trato sin necesidad de trasladarse a una de las sucursales físicas, gracias al metaverso.

Como vemos, el metaverso es el futuro de las inversiones, de ahí que muchas entidades bancarias ya formen parte de él. Y otras seguramente lo harán muy pronto.