El distrito otorgó a Aldea Proyectos, que hoy construye América Centro de Negocios, la adopción del monumento a Gandhi a cargo del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural que se encuentra ubicada en la carrera séptima con calle 100. Todo esto, en el marco de la iniciativa “Me la juego por la 100”, promovida por la Alcaldía Mayor de Bogotá, la cual busca mejorar la limpieza, el estado de los parques, monumentos y la movilidad de esta importante avenida.

“Me la juego por la 100” es el nombre del pacto de sostenibilidad que permitirá la renovación urbana, revitalización y sostenibilidad del espacio público en el sector. Este pacto incluye la recuperación de cuatro parques de la zona y dos monumentos del sector.

Siendo así, Aldea Proyectos adoptó este monumento por un plazo de dos años en los que se compromete a cumplir con los procesos de mantenimiento y cuidado definidos en la Resolución 000837 del 26 de diciembre de 2017. Ser parte de este pacto de sostenibilidad tiene como objetivo la recuperación del espacio público, limpieza, pintura, jardinería y mantenimiento de los parques y monumentos que se recuperarán.

“América Centro de Negocios cumple con la visión de Aldea Proyectos de que todas sus iniciativas sean generadoras de desarrollo, innovación y crecimiento para la sociedad, por esto, la adopción del monumento a Gandhi es un honor para la compañía, lo cual implica el compromiso y el pacto con la sostenibilidad de cuidar las obras de arte de la ciudad” aseguró Miyer Arteaga, Gerente de Proyectos de Aldea Proyectos.

El monumento a Gandhi es una obra de Feliza Bursztyn (1933-1982) una escultora colombiana de ascendencia polaca. Trabajó con materiales no convencionales, como la chatarra, telas rasgadas, acero inoxidable y motores para crear una escultura con movimiento y sonido.

Dicho monumento se ubica en la oreja vehicular que comunica la carrera séptima con la calle 100. Fue inaugurado el 6 de mayo de 1971. La escultura, con un peso aproximado de cuatro toneladas, fue elaborada durante tres meses en una fábrica de grúas, con la ayuda de una docena de mecánicos que emplearon las estructuras de tres bulldozers –de los primeros que llegaron a Colombia. El proyecto contó con el apoyo de Jorge Rojas, director, en aquel momento, de Colcultura, entidad que financió el proyecto.

Durante el evento organizado por parte de la Alcaldía Mayor de Bogotá para la entrega de los monumentos, se le entregó a la ciudad la restauración del monumento Américo Vespucio a cargo de Asosantaclara, Alcalde de Chapinero e Instituto Distrital de Patrimonio Cultural. Se entregó en adopción el monumento Espejo de Luna al World Trade Center, a cargo del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y se hizo el lanzamiento de adopción del monumento a Gandhi por parte del Aldea Proyectos, a cargo del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.

Con la adopción de este monumento, Aldea Proyectos reafirma su compromiso por la zona, redefiniendo el desarrollo de la localidad y las características de su espacio público generando nuevas zonas de cesión para el espacio público a partir de una propuesta urbanística sin precedentes en Bogotá y que cumple con los más altos estándares nacionales e internacionales.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente