El nobel: un reconocimiento para Santos sin mayores efectos en la implementación

316

El presidente Juan Manuel Santos ya tiene todo listo para viajar a Oslo (Noruega). Entre sus maletas lleva la refrendación de los acuerdos y la disposición expresada por entidades nacionales, organizaciones internacionales y las FARC para hacer realidad lo prometido. El mandatario que recibirá el Premio Nobel de Paz 2016 logró tener listo el acuerdo que lo hace merecedor del mismo.

Colombia se sorprendió cuando el Comité Nobel de Noruega anunció el pasado 7 de octubre (cinco días después de que perdiera el plebiscito? que el presidente fue escogido entre 376 candidatos por su trabajo y determinación por acabar un conflicto de más de 50 años, pese a los obstáculos que se le presentaron. También fue anunciado como un reconocimiento a las víctimas del conflicto armado colombiano.

El anuncio, indudablemente, le dio un impulso al proceso, que para muchos parecía perdido tras la derrota del Sí. Luego del galardón vino el trabajo con sectores del No y con las FARC para la renegociación, la firma de un nuevo acuerdo, la refrendación en el Congreso y el inicio de lo que sería la implementación. Todo ocurrió con tal vértigo, que parece haber transcurrido mucho tiempo, ahora que se hará oficialmente la entrega del premio, el próximo sábado 10 de diciembre.

El presidente emprenderá su viaje el jueves 8 de diciembre en compañía de su esposa María Clemencia Rodríguez de Santos y de sus tres hijos. Según la agenda preliminar, llegaría el 9 de diciembre a Oslo y durante el día, además de una agenda privada, atendería a los distintos medios de comunicación interesados en hablar con el Nobel.

Ya el sábado, el gran día, entre los distintos eventos estará la ceremonia oficial en la que le entregarán el Nobel, en horas de la tarde de Oslo y cerca de las siete de la mañana hora de Colombia. El mandatario, nuevamente, sostendría reuniones y entrevistas.

Una de las personas con las que se reuniría sería Henry Kissinger, quien fue asesor para asuntos de seguridad nacional y secretario de Estado del presidente Richard Nixon, pero también quien realizó acciones en pro de la paz en Vietnam y en Oriente Medio por lo que fue reconocido como el Premio Nobel de Paz de 1973.

Para ese mismo día se planea que los habitantes de Oslo le hagan un homenaje con antorchas. Finalmente, que se asista a un banquete en el que se celebrará el Premio.

El domingo, el presidente asistirá al Parlamento Europeo, y terminará el día con un concierto que ofrece el comité en el que, por decisión del Nobel, se presentará el cantante colombiano Juanes, Sting y otros artistas.

La agenda europea no terminará ahí. Aunque la mayoría de sus acompañantes regresarán el lunes 12 de diciembre desde Oslo, el mandatario planea viajar luego a Estocolmo, Madrid y Roma, principalmente para dos cosas: firmar el Fondo Fiduciario de la Unión Europea para Colombia y los proyectos del posconflicto; y para recibir el premio de la comunidad de San Francisco de Asís ‘La Lámpara para la Paz’, que se asemeja al Nobel, pero de la iglesia católica.

Este premio se le dará el próximo 16 de diciembre, un día antes del tradicional concierto de Navidad que se da en el Vaticano y en el que también se espera la presencia del presidente. Ese reconocimiento se le otorga también por sus esfuerzos en pro de la paz.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente