El momento en que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, es recibido por el papa Francisco para una reunión en el Vaticano, en el marco de su visita oficial a Italia, que se lleva a cabo este 4 de julio.

El presidente ruso se reunió dos veces con el papa Juan Pablo II (2000 y 2003), una vez con el papa Benedicto XVI (2007) y tres veces con el papa Francisco (2013, 2015 y 2019).

Después de un fuerte apretón de manos, el papa lo invitó a sentarse en frente a su escritorio para una entrevista privada en su estudio privado del palacio apostólico.

Durante el último encuentro privado, de 50 minutos, el papa le pidió un “esfuerzo sincero” por la paz en Ucrania y hablaron también de Oriente Medio, sobre todo de Siria e Irak y de la situación de los cristianos en el Cercano Oriente.

Durante esta tercera visita no se excluye que Francisco y Putin aborden la crisis en Venezuela, un tema que para el papa latinoamericano es muy importante.

Rusia es junto a China uno de los principales apoyos diplomáticos del régimen de Nicolás Maduro, inmerso en una profunda crisis política, social y económica.