Como amantes de las mascotas, las personas siempre se han preocupado por darle a sus gatos una nutrición balanceada, pero ¿sabía usted que muchas de las recetas caseras de comida para gatos en línea pueden ser perjudiciales para la salud de los felinos?

Pet Food Institute le da algunos consejos para tener en cuenta el riesgo de las dietas caseras en su mascota y evitar riesgos nutricionales.

En un reciente estudio de la Universidad de California, investigadores veterinarios evaluaron 114 recetas de gatos, publicadas internet y en libros, y determinaron que a cada receta le faltaba al menos un nutriente considerado esencial por el Consejo Nacional de Investigación. Además, a la gran mayoría de las recetas les faltaban, al menos, el nivel adecuado de nutrientes básicos, incluso, algunas brindaban menos del 50 % de la cantidad recomendada de nutrientes.

La nutrición juega un rol importante en el bienestar de los gatos. Investigadores veterinarios han identificado que las dietas de los gatos requieren más de 40 nutrientes, incluyendo vitaminas, minerales, proteína, aminoácidos, y los esenciales ácidos grasos.

Estos nutrientes les permiten a los gatos realizar funciones cotidianas, proveen la energía necesaria para diversos movimientos, mantienen la piel y el pelaje saludable, fortalecen la visión y ayudan al desarrollo del sistema inmunológico. Por esto, la comida comercial de perros o gatos está específicamente formulada para contener todos esos nutrientes en los niveles correctos.

Este estudio, realizado por la Universidad de California en 2019, no es el primero en encontrar que las recetas de comida para gato hechas en casa, que se encuentran en internet, tienen un deficiente de nutrientes. Un estudio del 2013 sobre recetas de comida hecha en casa para perros concluyó con resultados similares, pues en la mayoría de recetas había un faltante nutricional esencial.

Entonces, ¿qué pasos puede seguir un amante de las mascotas para asegurar que sus gatos reciban la adecuada nutrición? Si alimentas a tu gato con una dieta hecha en casa, el primer paso y el más importante es consultar con un veterinario nutricionista certificado para asegurar que la dieta actual de tu mascota es adecuada a sus necesidades.

Sobre este tema, Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute, comenta que “el peligro de ofrecer dietas caseras a nuestro gato es que pueden llevar a diferentes enfermedades como obesidad, diabetes, cardiacas o neurológicas. Además, es importante tener presente que ellos, a diferencia de los perros, necesitan más contenido de proteína en su dieta y tener en cuenta su edad, su actividad física y si están o no esterilizados. Es importante que el contenido alimenticio sea evaluado por un profesional antes de darle a nuestra mascota cualquier tipo de comida”

Otro paso muy importante es aprender a leer la etiqueta nutricional, cuando seleccionas productos de comida para gato en la tienda, en la comida puedes encontrar información clave, allí se encuentran la cantidad de componentes en cada porción.

Siguiendo estos consejos se puede lograr una alimentación balanceada, para brindarle a tu gato un estilo de vida saludable y completo. Cuando las personas logran balancear un tratamiento responsable con los cuidados veterinarios necesarias puedes mantener a tu gato sano y con una buena calidad de vida.