Un cachorro de pastor alemán llamado Gavel tuvo que ser retirado de la Academia de Policía al no mostrar “la aptitud necesaria para una vida en la línea de frente”.

sto lo determinó el Escuadrón de la Policía de Queensland al notar el comportamiento “suave” de Gavel, cuyos dueños habían apostado grandes esperanzas de que continuara con la cadena sucesora de perros policías.

Sin embargo, la vida de Gavel dio un giro inesperado tras ser rechazado por la academia: El gobernador de Queensland, Paul de Jersey, y a su esposa decidieron otorgarle un empleo formal en la Casa de Gobierno.

El pastor alemán pasó a vivir en una de las direcciones más prestigiosas de Australia desempeñándose como Perro ViceReal, donde fue preparado para dar la bienvenida a los invitados y jugar con los grupos de turistas.

“Ha traído una alegría incalculable a la vida del gobernador, la señora de Jersey, el personal de la Casa de Gobierno y los miles de habitantes de Queensland que desde entonces visitaron la finca”, dijo la oficina del gobernador de Jersey en un comunicado.

Incluso hubo documentación oficial que Gavel tuvo que “firmar”.

“Esperamos que Gavel esté con nosotros por mucho, mucho tiempo en el futuro”, manifestó el gobernador.