La demanda de petróleo a nivel mundial caerá en 44 MBD en el 2040, y será menor a la ocurrida en el 2000. El sector transporte dejara de consumir 36.5 MBD de petróleo al año 2040

Desde la reunión del COP21, los gobiernos de los países están tomando acciones para cumplir con los compromisos establecidos, y poder así reducir (… o eliminar) la emisión de gases de efectos invernaderos (principalmente el CO2) causantes del fenómeno del cambio climático.

En tal sentido, las acciones se han enfocado en la reducción del uso de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas). Dentro de estas, principalmente, se encuentran:

Eliminación de construcción de plantas eléctricas a base de carbón en China, India y Estados Unidos.

Eliminación del vehículo de motor de combustión interna en los próximos 20 años, y ser sustituido por el de motor eléctrico en: China, India, España, Inglaterra, Japón, Estados Unidos, Australia, Francia, Alemania, Canadá, entre otros. Es de hacer notar, que estos países poseen el 60 % de la flota actual de vehículos a nivel mundial que se sitúa en 1200 millones de vehículos en operación.

Ya comienzan a aparecer las prospectivas que consideran los objetivos del COP21 en materia energética. La reflejada en la gráfica a continuación es la elaborada por la IEA, publicada hace 7 días, y está referida a la demanda de petróleo para el periodo 2018 – 2040.

Mundo-Demanda-de-Petroleo-2040

Las cifras de la demanda de petróleo pasaron de 77 MBD en el 2000 a 98 MBD en el 2018, equivalente a un aumento neto de 21 MBD (1.16 MBD por año), correspondiente a un incremento interanual del 1.27 %.

Ahora bien, el escenario de Políticas Actuales muestra lo que sería la demanda de no modificar su evolución en el tiempo.

Considera un crecimiento interanual del 0.77 % para ubicarse en 117 MBD en el 2040. Comparando este valor con el del 2018 se aprecia un aumento neto anual de 0.83 MBD, que repartidos, solamente, entre los países OPEP representaría un incremento de 64 kBD en el potencial de producción anual, incremento que pocos países miembros pueden lograr. Es de mencionar, que este escenario le asigna a OPEP sólo un aumento de 8 MBD en el 2040 con respecto al volumen que actualmente proporciona ese cartel en el 2018.

El escenario de Nuevas Políticas, muestra una demanda de petróleo de 104 MBD en el 2040. Un crecimiento de 6 MBD con respecto al volumen de 2018,  y decrecimiento de 13 MBD con respecto al escenario de Políticas Actuales. Este escenario, si se quiere representa un estancamiento de la demanda de petróleo al arrojar un aumento anual de 0.26 kBD. De allí que se pronostique un pico de la demanda entre 2035 – 2040. Este escenario de Nuevas Políticas, comienza a preocupar a los grandes productores de petróleo, sobre todo si este bien es la base de su economía.

Recordemos que estos escenarios tienen como premisa la reducción de las emisiones de CO2. Pues bien, los estudiosos del cambio climático han alertado que el escenario de Nuevas Políticas, u otros similares, no conlleva a evitar un aumento promedio de la temperatura terrestre menor a 2 °C para el 2100, que es el punto de no retorno del fenómeno de cambio climático.

Cambio Climatico. Reservas no a Produccion

En tal sentido, IEA ha elaborado un escenario denominado Desarrollo Sustentable o “Enfrentando el Cambio Climático”.  En este escenario, la demanda de petróleo se sitúa en el 2040 en 73 MBD, 4 MBD por debajo de la ocurrida en el año 2000. La visión de este escenario, muchos la consideran “apocalíptica”. Sin embargo, esto es contrarrestado con la opinión de que el fenómeno del cambio climático es más apocalíptico que aceptar un cambio en la matriz energética mundial, al usar  más fuentes energéticas amigables al ambiente.

El escenario de Desarrollo Sustentable, muestra una reducción de 44 MBD con respecto al escenario de Políticas Actuales. Aquí no preocupa quien puede aumentar la capacidad de producción, sino a quien se le vende lo que se produce y a qué precio. De allí, mi afirmación: Petróleo que no se venda hoy,… No se venderá jamás.

Hay quienes dicen que eso no va a ocurrir… pero la verdad es que está ocurriendo, y a pasos acelerados. En la misma gráfica, se muestra la distribución de la reducción de la demanda de 44 MBD, donde el 81 %  (35.6 MBD) está asociado al sector transporte, el cual rompe con el paradigma del motor a combustión interna y lo reemplaza por el de motor eléctrico.

Lo que sí se puede afirmar es: No será hoy, no será mañana… pero el petróleo tiene fecha de vencimiento.

Por: Nelson Hernández
Ingeniero Energista @energua21