El picante es uno de los productos más utilizados para acompañar las comidas alrededor del mundo, gracias a su característico sabor y a las propiedades que aporta al metabolismo, y Colombia no es ajena a esto pues se posiciona como un importante productor de Ají de la región con alrededor 30.000 toneladas anuales.

Así mismo, acorde a información recogida por Colombina y su marca Amazon Pepper, las ventas en kilos en la categoría de picantes en el país registran un incremento de cerca del 10%, gracias a las preferencias del consumidor por este tipo de productos y a la apuesta de las marcas por diversificar su oferta.

En el país, Valle del Cauca, Magdalena, Bolívar y Córdoba, son algunos de los departamentos que lideran su producción y dentro de la variedad que se cultiva localmente, se destaca el ají dulce, cayena, tabasco, habanero y jalapeños, entre otros.

Ahora bien, dado este contexto, la pregunta es ¿cuál es la magia del picante y qué lo está haciendo tan atractivo para los hogares colombianos? Según Lina Jaramillo, Gerente del Negocio de Salsas y Conservas de Colombina“el consumo de picantes en el país viene creciendo en los últimos años gracias a la evolución y desarrollo de la cocina colombiana, a que el consumidor, a raíz de la pandemia, está cocinando más en casa y tiene en cuenta este condimento en sus recetas”.

Para ahondar más en esto, a continuación, se evidencian algunos de los aspectos complementarios que están llevando al consumidor a preferir estos productos:

Variedad de sabores

En el mundo, las cinco variantes de sabor preferidas son el Chili, el Habanero, el Jalapeño, el Chipotle y el Sweet chilli. Dentro de estas, el Chipotle es una de las opciones más populares en el país dado que se pueden combinar con otros sabores y potenciar esa experiencia.

En el caso de Colombia, uno de los grandes productores de esta variante es Colombina a través de su marca Amazon Pepper, la cual está presente en más de 25 países y exporta el 95% de sus productos, hechos con ajíes cultivados en el Valle del Cauca.

A diferencia de otros fabricantes, el proceso de creación del chipotle que realiza Amazon Pepper consiste en 5 pasos, que se resumen en la realización de un proceso de ahumado por difusión, en donde se le adiciona humo líquido a la salmuera donde está el jalapeño por 45 días, posteriormente se deshidrata para que tenga ese sabor de cocinado y, finalmente, se pasa al molino para realizar el puré, que es la base para crear la salsa.

 “En el caso de Amazon Pepper este es un proceso natural, sin colorantes ni saborizantes artificiales, lo que permite producir un chipotle de mayor calidad, que realza el sabor de los alimentos y brinda unas experiencias de sensaciones agradables y diferentes a lo común. Es por esto que decidimos utilizar este producto para incluirlos en la nueva línea de salsas de tomate y mayonesa chipotle, que son producidas con materia prima local y con la que esperamos conquistar ese segmento de mercado de picante suave”, señala Lina.

 Según Lina María Valencia, Nutricionista Dietista de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Magíster en Epidemióloga de la Universidad del Valle, ponerle picante a la vida tiene beneficios como los siguientes:

Mejora la digestión

El ají contiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y gastroprotectoras; su consumo está relacionado con la producción de saliva y jugos gástricos, por lo que contribuyen con el bienestar de tu sistema digestivo

Es rico en anti-oxidantes

Los polifenoles y antocianinas que contiene el picante contribuyen a combatir los procesos de oxidación que deterioran las células del cuerpo. Los colores del fruto indican la cantidad de estos nutrientes ¡mientras más vivos, mejor!