El Polo Norte se está desplazando hacia Londres y ahora sabemos por qué

206

HieloEl Polo Norte de la Tierra nunca ha estado tan estable como podemos ver en los mapas, con el planeta tambaleándose un poco conforme gira sobre su propio eje y esto, causa que los polos se muevan lentamente.

Pero hace 15 años, cerca del cambio de milenio, el polo misteriosamente cambio de dirección y comenzó a dirigirse hacia el meridiano de Greenwich a una velocidad casi el doble de la previa. Y ahora científicos de la NASA han descubierto por qué.

Durante la mayor parte del siglo XX, el Polo Norte físico se estaba moviendo hacia el oeste cerca de 10 cm anuales rumbo a la Bahía de Hudson, en Canadá. Pero en el 2000, cambio de dirección 75º al este y comenzó a desplazarse unos 17 cm cada año.

Pero si el conocimiento de que el Polo Norte se está moviendo gradualmente hacia Londres es sorprendente, la razón detrás del cambio es igual de impactante – tras estudiar datos satelitales, la NASA descubrió que los humanos somos los culpables, debido a nuestra influencia en el contenido de agua en el planeta.

El equipo, dirigido por Surendara Adhikari, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, utilizó datos de los satélites GRACE para ver si la masa de agua a lo largo del planeta estaba relacionada con el giro de ejes del planeta y descubrieron una gran relación.

Antes del hallazgo se asumía que el agua jugaba un rol en el proceso, pero la mayor parte de la culpa yacía en el cambio climático y el deshielo de Groenlandia.

Pero los investigadores han mostrado que los cambios en Groenlandia por sí mismos no generan suficiente energía para apresurar de tal forma la rotación de los ejes terrestres hacia el este.

Calcularon que algo al este de Groenlandia debía de estar emitiendo una atracción extra para mover al Polo Norte tanto – y ese algo estaba sucediendo en el agua de Eurasia. La perdida de agua en la región entre Europa y Asia para ser exactos – esto debido a que sucede a 45º de latitud (por ejemplo cerca de India) , lo que afecta más de lo normal al eje de rotación terrestre.

Las buenas noticias son que el cambio en realidad no afecta nuestra vida – y hasta donde sabemos, lo más lejos que se ha movido el Polo Norte de la Tierra ha sido 12 metros. Pero si debemos tomar en cuenta el movimiento de los polos para asegurarnos que los GPS sean precisos y el nuevo modelo nos ayudará a lograrlo.

Los resultados han sido publicados en el diario Scientific Advances.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente