La Capitanía de Puerto de Coveñas y el Sector Portuario del Golfo de Morrosquillo siguen en alerta máxima ante cualquier contingencia y establecieron estrategias para garantizar el normal desarrollo de la actividad marítima y portuaria después del paro del 21 de noviembre.

En reunión realizada en las instalaciones de la Capitanía de Puerto de Coveñas los OPIPS (oficiales de protección de Instalaciones Portuarias) y Jefes de Operaciones de los terminales marítimos se acordaron los cursos de acción para que la operación de explotación de petróleo y la importación de graneles no sea interrumpida.
El Capitán de Puerto de Coveñas, Capitán de Fragata Alex Melo Gómez informó que la DIMAR continuaría con el cumplimiento de lo establecido en los comités locales de protección y en la misión encomendada por la OMI (Organización Marítima Internacional) en los temas de protección.