El retorno de los cuellos de toro

268

Las nuevas reglas de 2017 harán que los pilotos tengan que trabajar duramente los músculos del cuello para que sean capaces de soportar las nuevas prestaciones previstas en los monoplazas.

Los pilotos parecen abocados a un invierno sin vacaciones. El cambio de reglas aerodinámicas de cara a 2017 les va a obligar a trabajar copiosamente entre el final de la temporada 2016 y los inicios de los test de 2017 con pocas pausas entre medio.

Las sesiones de simulador se anuncian largas y tediosas, pero sobre todo será en el gimnasio donde deben acumular actividad.

La ganancia de un 25 o 30% de ‘downforce’ y la mayor adherencia mecánica debido al retorno de los ‘torteles’, los neumáticos de gran anchura, hará que la velocidad de paso por curva sea mucho más elevada y por ende las fuerzas centrífugas a encajar mucho mayores.

“Antes, después de diez vueltas, tenía que tener un masaje de dos horas, mientras que ahora se puede conducir 150 vueltas y casi no sudas al final”, dijo recientemente Fernando Alonso.

Fernando conoció la época en la que la carga aerodinámica era extrema y los coches cinco segundos más veloces que los actuales. Ese es precisamente el tiempo que se pretende recuperar ahora.

En estas condiciones, la fortaleza del cuello volverá a ser capital, Habrá que trabajar muy duro todos los músculos del cuello y hombros y ganar masa muscular. Aquellos ‘cuellos de toro’ que exhibían los pilotos hace cinco o seis años volverán a ser denominador común.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente