votaciones-El-Salvador+1

El próximo domingo 03 de febrero, los salvadoreños acudirán a las urnas para votar y escoger de manera democrática a su próximo presidente. Sobre la mesa, los tres candidatos que aspiran gobernar El Salvador esperan lograr los votos suficientes para dirigir el país por los próximos 5 años. Estas elecciones podrán ser históricas ya que el oficialismo se enfrenta a la posibilidad de ceder la presidencia tras una década.

Nayib Bukele, exalcalde de San Salvador, y representante del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), llega con altas probabilidades de ganar la presidencia. Es favorito en las encuestas gracias a sus estrategias concretas que renuevan las esperanzas del pueblo salvadoreño, ya que el candidato representa el bienestar del país. El candidato ha enfocado su campaña a las redes sociales criticando a los medios tradicionales.

Si llegara a alzarse con la presidencia, marcaría un hito histórico para el país, ya que rompería con la tradición donde los partidos bilaterales se han mantenido en el poder. Desde la guerra civil en 1992, El Salvador no es gobernado por un candidato diferente a la derecha (Alianza Republicana Nacionalista – ARENA) o la izquierda (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional – FMLN).

En segundo lugar, en las encuestas de intención de voto se encuentra Carlo Calleja, candidato del partido ARENA, es un empresario de la cadena de supermercados Súper Selectos y es apoyado por una coalición de partidos de derecha. Su plan de gobierno se enfoca en la “Nueva Visión de País, con el que busca fomentar la economía del país brindando igualdad de oportunidades y generar 300 mil nuevos empleos durante su mandato.

Por su parte, el candidato del FMLN, Hugo Martínez busca “acabar con las desigualdades, la corrupción y la criminalidad”, como lo ha dado a conocer a través de las distintas conferencias que ha dado durante su campaña. Aseguró que «gobernar con justicia social permitirá que todos los salvadoreños tengan acceso a educación, salud y tengan seguridad». Las encuestas lo ubican en tercer lugar y, de ganar, conduciría el tercer período del FMLN al mando del país.

Estas elecciones se ven marcadas por la corrupción, una herencia ligada a los antiguos presidentes. Los antecesores fueron procesados por delitos cometidos durante los respectivos mandatos. Por parte de Hugo Martínez su partido, el FMLN, fue representado por Mauricio Funes quien gobernó el país entre 2009 y 2014. Durante este tiempo, según la Fiscalía de este país, desfalcó al estado por más de 351 millones de dólares y sobornó al entonces fiscal general, Luis Martínez, para evitar investigaciones.

Por el partido de Carlos Calleja, ARENA, este tiene el legado de los expresidentes Elías Antonio Saca y Francisco Flores. El primero fue detenido y condenado a 10 años de prisión por desviar más de 300 millones de dólares del presupuesto nacional para intereses personales. El segundo fue juzgado por supuestamente apropiarse de 5 millones de dólares de donaciones provenientes de Taiwan y desviar otros 10 millones a una cuenta de su partido. Flores murió antes de ser juzgado.

Desde hoy jueves 31 de enero hasta el domingo 03 de febrero habrá un silencio electoral, lo que implica que ningún candidato podrá hacer campaña. Desde 1989 hasta mayo del 2009, el partido ARENA gobernó El Salvador, un lapso de 30 años. Mientras que la antigua guerrilla de izquierda, el FMLN, subió al poder desde el 2009 e irá hasta mayo de 2019.