El violín Stradivarius ‘Da Vinci’, que perteneció al virtuoso músico Toscha Seidel y se usó en la banda sonora de ‘El mago de Oz’ (1939), fue vendido este jueves por 15,3 millones de dólares por la casa de subastas Tarisio en Nueva York (EE.UU.), informa AFP.

El instrumento fue fabricado en 1714 por el maestro artesano Antonio Stradivari, cuyos violines se encuentran entre los más apreciados por los músicos de todo el mundo dada la alta calidad de su sonido.

La cifra de venta del ‘Da Vinci’ se acercó al récord del violín más caro del mundo, establecido en 2011 por la venta del ‘Lady Blunt’ por 15,9 millones de dólares, que, supuestamente, perteneció a Lady Anne Blunt, nieta del poeta Lord Byron.

Actualmente sólo se conocen 600 de los miles de instrumentos que fabricó el famoso lutier, y muchos de estos se encuentran en museos, fundaciones o en otras ubicaciones muy alejadas de posibles ventas, según explicó el fundador de la casa de subastas Jason Price, lo que le otorga más valor a este ejemplar único.

Price explicó que el violín pertenece a un pequeño grupo de instrumentos seleccionados que se conocen como ejemplos del Período Dorado, que se extiende, aproximadamente, entre los años 1710 y 1720. «Estos, en gran medida, son los más deseados y más valorados», señaló.

El violín fue usado por el músico ruso-estadounidense Toscha Seidel mientras enseñaba a su famoso alumno Albert Einstein. «Este violín ha estado al lado del gran científico matemático mientras tocaban cuartetos en la casa de Albert en Princeton, Nueva Jersey», dijo Price. 

La casa de subastas explicó que, pese a las especulaciones sobre el apodo del violín, que sugieren que el nombre había surgido por su semejanza a una obra de arte del maestro florentino Leonardo da Vinci, lo cierto es que fue Albert Caressa quien bautizó así a este violín en 1923, escribiendo su nombre por primera vez en un libro de ventas de una tienda de instrumentos raros de cuerda.