El sucesor del Ferrari “LaFerrari” no usará un motor de F1

376

La marca italiana ha comenzado a trabajar en la plataforma de su próximo hypercar
Descartan el uso de un motor de F1 por su complejidad.

Sin hacer ruido y con gran secretismo, Ferrari trabaja en un sucesor a la altura del LaFerrari. Aunque este nuevo proyecto no ha hecho más que empezar y no hay una fecha aproximada de posible lanzamiento, los primeros datos se han filtrado. Altair Product Design, socio tecnológico habitual de la firma de Maranello es partícipe de las etapas preliminares del desarrollo de un hypercar que promete dar mucho que hablar.

Técnicos, ingenieros y diseñadores de Altair Product Design han viajado hasta el Centro de Desarrollo de Vehículos de Ferrari en Italia para unirse a un equipo de trabajo de la propia marca con el objetivo de empezar a dibujar las primeras pinceladas de la plataforma de este hypercar que dará relevo al LaFerrari. Esta plataforma tendrá una naturaleza orgánica, un diseño optimizado de materiales y además será usada en varios vehículos derivados de este nuevo buque insignia en un futuro a medio plazo.

A ese respecto, Michael Leiters, Jefe de Tecnología en Ferrari, ha declarado que ‘cuando definamos nuestra hoja de ruta en tecnología e innovación, consideraremos un sucesor para el LaFerrari. Esta planificación podría estar lista en unos seis meses, así que mi estimación es que un nuevo hiperdeportivo en edición limitada podría llegar en entre tres y cinco años. Queremos hacer algo diferente.’ Son plazos razonables, pues el F40 surgió en 1987, el F50 en 1995, el Enzo en 2002 y el LaFerrari en el año 2013.

Más interesante todavía es el motor que usarán: ‘no será un coche de calle con motor de Fórmula 1 porque, siendo realistas, necesitaría arrancar a 2.500 o 3.000 revoluciones y subir hasta las 16.000. El F50 usó un motor de F1, pero necesitó varias modificaciones’, en referencia al motor V12 derivado del monoplaza de 1990 que se usó en el supercoche de 1995.

Una de las claves de la nueva plataforma es que será un 15% más ligero, además de ofrecer una mayor resistencia y un nivel de vibraciones y ruidos un 20% menor. Datos a tener muy en cuenta si recordamos que el LaFerrari tiene un peso de 1.585 kilogramos. Con calculadora en mano, el nuevo hypercar de Ferrari tendría un peso aproximado de 1.350 kilos, lo que sin duda le acerca a la barrera de la relación peso/potencia de 1 kilo por cada caballo, proporción que ya han alcanzado varios superdeportivos elitistas.

Sea como fuere, todavía el Ferrari LaFerrari tiene una larga vida por delante. Debutó hace tres años, por lo que todavía no ha llegado sobre el papel a la mitad de su vida comercial. En este aspecto no habría que esperar este futuro hypercar al menos hasta 2020, toda vez que sobre la mesa está el desarrollo final del Ferrari LaFerrari Aperta, la versión descapotable que verá la luz en el Salón de París a principios de octubre.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente