España no le devolverá a Colombia el llamada Tesoro de Quimbaya, una colección de más de cien piezas precolombinas de oro con unos 2.500 años de antigüedad, que el país suramericano reclama desde hace décadas.

La negativa se conoció en una carta firmada por el director del gabinete de la presidencia del Gobierno español, Óscar López Águeda, y dirigida a la Academia de Historia del Quindío, departamento colombiano donde se asentó la civilización Quimbaya, un pueblo indígena caracterizado por su producción de objetos en oro y su tenaz resistencia a la colonización española.

En el escrito, difundido por Caracol, España se atribuye la pertenencia del tesoro prehispánico, que se encuentra en el Museo de América, en Madrid, y manifiesta que debido a su condición de Bien de Interés Cultural, la colección de 122 piezas no puede ser «enajenada o exportada».

Del mismo modo, ante la petición de devolución hecha por los miembros de la mencionada Academia en varias misivas, España recuerda que se propuso «entablar una cooperación técnica» que «se ha visto truncada por la crisis del covid-19» y que ese país ha demostrado «buena fe» en la «preservación y posesión de la colección».

¿Qué dice la Academia de Historia?

En un comunicado posterior al anuncio de España, un grupo de miembros de la Academia de la Historia del Quindío escribió que esta es la «primera vez el Gobierno de España hizo público su rechazo a la devolución del Tesoro de Quimbaya a los colombianos».

En el escrito también se afirma que el tesoro está compuesto por 122 piezas de orfebrería, que fueron extraídas de una guaca, o sepulcro a los antiguos indígenas, en el municipio quindiano de Finlandia, en 1890, «y transferidas de forma irregular» por el entonces presidente Carlos Holguín Mallarino como «obsequio» a la reina María Cristina de Habsburgo.

Del mismo modo, se recuerda que existe un fallo de la Corte Constitucional, en 2017 (sentencia SU 649) donde se ordenó «llevar a cabo todas las gestiones necesarias ante el Estado español, para lograr la repatriación de la colección, que es patrimonio cultural de los colombianos».

Desde la década de los 90, las autoridades locales de Quindío han elevado su petición a España, sin que aún hubiera sido efectiva su demanda. Tras el fallo de la Corte, los miembros de la Academia de Historia de ese departamento le solicitaron al presidente Iván Duque que el país acudiera a «otros mecanismos alternativos de solución de conflictos en materia de derecho internacional como es la mediación del Comité Intergubernamental de la UNESCO», según El Quindiano.

Breve historia del Tesoro de Quimbaya

El tesoro que reclama Colombia pertenece al período Quimbaya Clásico, que data de entre 1.500 y 2.500 años de antigüedad.

Está integrado por 122 objetos que representan el ajuar funerario de seis personas importantes sepultadas en dos tumbas contiguas. Está compuesto por: 31 orejeras, 21 narigueras, 17 poporos (recipientes para almacenar cal), 11 cuentas de collar, 9 pasadores de collar, 8 alfileres, 8 colgantes, 6 cascos, 5 cascabeles, 3 recipientes, 2 instrumentos musicales y una corona.

«El Tesoro de los Quimbayas es el tesoro más importante de América en el mundo occidental. Comparado solo con tesoros como: Nefertiti, Egipto; Frisos del Partenón, Grecia, y el Guernica, de Pablo Picasso, en España», afirma el antropólogo Pablo Gamboa Hinestroza en El Quindiano.