No solo a las personas no nos gusta mojarnos. Resulta que a los gorilas, tampoco. Y lo demuestran de la manera más humana posible.

Un vídeo grabado en el zoológico Riverbanks Zoo and Garden de Carolina del Sur (EEUU) pilló a varios de nuestros primos lejanos intentando evitar la lluvia y protegiendo a sus hijos de las inclemencias del tiempo.

«Nuestros cuidadores encontraron a esta tropa entrando dentro para evitar la lluvia», explican en el zoológico. El vídeo ya cuenta con más de 377 millones de reproducciones. Las caras de los primates lo dicen todo.