A empleados de un carro fúnebre encargados de llevar un cadáver perdieron su única tarea, la cual era transportar al fallecido en La Habana.

Aparentemente, los encargados del transporte no aseguraron bien el vehículo, por lo que el cuerpo del fallecido cayó en plena calle.

Esto sucedió en plena vía pública, así que uno de los peatones filmó el insólito episodio en la ciudad cubana.

Los empleados del carro fúnebre recorrieron varios metros antes de darse cuenta que el cuerpo había caído a la calle.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente