Noticias Telemedellín sigue acompañando a los emprendedores que se han visto afectados por la emergencia económica, en Castilla conocimos la historia de un comerciantes que angustiado por el cierre de su local, lo transformó para sacarle provecho y sobrellevar la cuarentena.

Así eran las fiestas en la discoteca Chorros Bar en la llamada “Esquina Verde de Castilla”, el lugar es famoso por las pantallas gigantes para ver los partidos de Nacional y Medellín y por los shows los viernes con algunos artistas. Sin embargo, así luce ahora, las luces y el sonido se apagaron para darle paso a una legumbrería adecuada por Antonio Acevedo o “Toño” como lo conocen en Castilla, quien es su dueño y que ante la imposibilidad de abrir el negocio no dudó en cambiar el licor por las frutas y verduras.

Más acerca Coronvirus en Medellín: Balance en cifras del comportamiento ciudadano durante la cuarentena en Medellín

En el bar que funciona hace 18 años se guardaron las pantallas para poner los puestos de frutas, en las mesas donde se servía el ron ahora se desinfectan los huevos y en la nevera, el lugar de las cervezas lo ocuparon moras y coliflores.

Toño asegura que no le da pena cambiar, que está aprendiendo, sin embargo, su carisma y su amabilidad para atender al que llega comienzan a convertir la revueltería en un negocio casi tan próspero como el que tenía hasta antes que apareciera el coronavirus.

La legumbrería cuenta con todos los permisos necesarios para funcionar, la venta de frutas y verduras está en medio de bares y discotecas en la 68 con la 96 y es un ejemplo de reinvención en medio de las dificultades que trajo la pandemia para millones de personas.