¿cómo se hace una baldosa mosaico? Aquí te lo mostramos

1032

El señor Domingo Marino nos mostró la forma de trabajar la baldosa mosaica artesanalmente, también lo que significa para Barranquilla y cuán importante es mantener esta tradición del mosaico entre nosotros para crear una cultura en torno a ella.

Marino hace parte de la empresa con más de 100 años en el marco de la baldosa hidráulica, lo que nos adentra a la historia de este arte de hacer pisos. Los inicios del mosaico hidráulico  aparecen a finales del siglo XIX. Con la llegada del cemento artificial denominado Portland comenzó la producción a gran escala de este tipo de baldosas. Nació en Barcelona y Portugal y conforme pasó el tiempo se expandió por el mundo.

Este cemento era barato y de fácil manipulación; reemplazó rápidamente a productos más tradicionales, de mortero y hormigón con base de cal. La producción a gran escala de este cemento propició que, además de para hacer ladrillos, se comenzara a usar este material para generar la baldosa hidráulica.

¿En qué consiste?

Como podemos ver en el video de la creación de una pieza unica de piso hidráulico, el señor domingo a través de varias capaz, de cemento especial, y pegantes, finaliza con un molde qué le da el toque gráfico y creativo al piso, y qué decir de los colores vivos que utiliza en cada detalle. Aunque la medida más común en este tipo de baldosas es de 20×20 cm, podemos encontrar piezas a partir de 30×30 cm.

¡Aún está de moda!

A pesar de ser una tendencia con más de un siglo de antigüedad, la baldosa hidráulica sigue estando de moda hoy en día debido a las ventajas que aporta respecto a otros materiales:.

  • Durabilidad y resistencia al paso de los años en prácticamente cualquier entorno, desde interiores, exteriores o superficies expuestas a condiciones extremas.
  • Debido a su capacidad de soportar el paso del tiempo, incluso de manera soterrada, es posible recuperar suelos originales y que, por su carácter histórico, aportan un valor incalculable.