En Colombia consiguen aislantes sonoros y térmicos con residuos de cuero

314

Para probar la efectividad de dicha pieza se hizo una serie de mediciones para determinar las variaciones que se registran al interponer la lámina entre la fuente y el receptor, comparándola con una espuma similar a las que se usan en las cabinas de música. Así, se determinó una reducción del ruido, equivalente a cinco decibeles.

“Un problema muy frecuente, incluso en la industria del calzado, es el ruido de las máquinas, por lo que emplear este tipo de láminas sería de gran utilidad para el sector”, destaca Sergio Enrique Ramírez, ingeniero mecatrónico del Centro de Innovación Aplicada (CdIAp), del barrio Restrepo.

A partir de una investigación realizada por estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), se concluyó que los sectores productivos que habitualmente usan este insumo –industria del calzado, confección y marroquinería, entre otros– buscaban minimizar el desperdicio que generan estos desechos, con el fin de desarrollar un modelo de negocio sostenible y rentable.

Cada año la industria del calzado genera unas 700 toneladas de residuos, 90 de las cuales son retales de cuero. Esto ha obligado a países como Colombia a indagar sobre otras formas de disponer de tales residuos.

“Aunque hasta ahora los retazos de cuero se usan para hacer artículos pequeños, como manillas o monederos, estas prácticas todavía son muy incipientes, y no se aprovecha todo el material”, explica el ingeniero.

Moler los retazos de cuero es una técnica que se viene realizando para establecer el potencial de este nuevo material como fertilizante, fibra de relleno para productos termoplásticos, coadyuvante en la absorción de derrames de crudo y elaboración de pigmentos, aunque esta última incluye la quema de los residuos, con la consecuente contaminación ambiental.

Además de estas alternativas de uso, los estudiantes de la U.N. contemplan la posibilidad de emplear el retal sobrante de la fabricación de guantes para crear bloques similares al ladrillo, empleando máquinas compactadoras con algunos aglomerantes específicos –pegamento blanco, látex y resina– con el fin de producir láminas que se podrían emplear como cielorrasos.

El proyecto forma parte del trabajo realizado CdIAp del Barrio Restrepo de Bogotá, con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente