chamer

En los últimos días se conoció el caso de doce estudiantes que resultaron intoxicados tras consumir una peligrosa mezcla que al parecer contenía alcohol anticéptico, thinner y frutiño. Siete de los doce estudiantes permanecen en grave estado de salud.

Según los reportes médicos los estudiantes tienen comprometidos órganos como los ojos y el hígado. De acuerdo con los funcionarios del hospital, los estudiantes podrían quedar con ceguera parcial o total en algunos casos. También es posible que en un tiempo sufran de cirrosis.

Por ahora los siete estudiantes continúan bajo observación médica. Algunos padres de familia reclaman a la institución por lo sucedido en sus instalaciones.

Los estudiantes prepararon la bebida.

El hecho ocurrió el pasado 12 de septiembre en las instalaciones del Colegio Normal Superior de Ubate. Estudiantes del grado sexto, entre los 12 y 14 años, prepararon una bebida artesanal conocida como “chamber”.

El líquido que ingirieron, y los llevó a un grave estado de salud, es una mezcla de alcohol anticéptico y frutiño. Los estudiantes aprovechan que los ingredientes son de fácil acceso y no tienen en cuenta el peligro que representan esas sustancias químicas para la salud.

Los estudiantes prepararon e ingirieron la bebida dentro de la institución aprovechando que su profesora estaba incapacitada. Los padres alegan la falta de supervisión por parte de los directivos del colegio.

El rector del colegio afirmó que una vez detectaron síntomas como vómito en los estudiantes, estos fueron remitidos al hospital El Salvador de Ubate junto con los restos de la bebida.