El entrenador del equipo juvenil italiano Invictasauro ha sido despedido «por falta de respeto» al equipo rival, después de que este sábado sus jugadores golearan por 27-0 al Marina Calcho, informa la agencia local ANSA.

«Los valores del fútbol juvenil son la antítesis de algo así. El adversario siempre debe ser respetado y hoy eso no sucedió […]. Nuestros entrenadores tienen el deber de entrenar a jugadores jóvenes, pero, sobre todo, de educarlos», comunicó el presidente del club, Paolo Brogelli, citado por el medio.