La historia, las noches románticas, y la mezcla de dos generaciones, se unen en el Restaurante «la picúa» donde todo habla del respeto que se le tiene a los pescadores, e incluso al nombre de las Asociaciones de Sucre, Guajira y Bolívar que dejan su sello en este lugar ubicado en la calle Estanco del Aguardiente, conjugándose con los cálidos atardeceres de la Heroica.

Ahí el artista local Wadid De Voz también plasmó con mucho arte ese lazo Irrompibles que existe entre «La Picúa» y los hombres del mar.
Por qué «La Picúa»

La Picúa o Barracuda es un pez peligroso, hermoso y valiente, capaz de enfrentar al pescador y su red, en una lucha llena de furia y mucha fuerza, que en la mayoría de las veces deja como vencedor a «La Picúa».

Se dice que cuando un pescador doblega a esta Barracuda, pasa de amateur a profesional y el pez atrapado es mostrado como trofeo ante la comunidad.

De esa vivencia que pasa de generación en generación; se extrae el nombre de este restaurante enclavado en el bello Centro Histórico de Cartagena.

Con una gran variedad de platos caribeños, la característica sazón de la Costa, el Ají dulce como invitado especial, y el toque secreto del carbón.

«La Picúa -Restaurante» se eleva a la cúspide de los mejores cerrando con broche de oro su gama de cócteles con nombres sugestivos como Corojito, La pollera Colorá, Piel Morena, y la Carretilla; todos preparados con un toque magistral que les hará vibrar una sinfonía de emociones como solo se vive en la bella Cartagena.

La invitación está abierta y Verónica, Héctor y Germán los esperan.

Por: María Bernarda González Cabarcas
Comunicador Social
Maria Bernarda Gonzalez