En la semana del 13 al 19 de agosto, disminuyeron los precios de los alimentos

364
  • En el transcurso de la semana disminuyeron las cotizaciones de los alimentos. En el grupo de las frutas frescas se destacó la reducción de los precios de la guayaba pera, la mora de Castilla, el tomate de árbol y la piña gold, entro otros productos. En el caso de la mora, se registró un mayor abastecimiento desde Antioquia, Caldas y Santander y en el del tomate, de Antioquia, Nariño y Cundinamarca.

 

  • También bajaron las cotizaciones mayoristas de las verduras y hortalizas, principalmente de la cebolla cabezona blanca, el tomate chonto, la ahuyama, la arveja verde en vaina, el pepino cohombro, la habichuela y el pimentón. Mejoró la producción de tomate en Boyacá, Santander y Norte de Santander, lo que adujo la reducción de la cotización a lo largo de la semana.

 

  • Por su parte, en el grupo de los tubérculos, raíces y plátanos, descendió el precio de las diferentes variedades de papas negras, la yuca criolla, la arracacha amarilla y el ñame diamante. En el caso de la papa capira, se destacó el mayor ingreso desde los cultivos establecidos en Antioquia, Nariño y la Sabana de Bogotá, lo que ocasionó la reducción de la cotización mayorista.

 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), por medio del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) comunicó que durante la semana del 13 al 19 de agosto del 2016 descendieron las cotizaciones de las hortalizas, las frutas y  los tubérculos.

 

Durante esta semana cayeron las cotizaciones mayoristas de la mora de Castilla, el tomate de árbol, las piñas gold y perolera, el kiwi, la pera importada, el lulo, el melón Cantalup, la ciruela roja y la guayaba común. En el caso de la mora de Castilla, por ejemplo, la cotización descendió ante el buen nivel de ingreso desde los municipios de Concepción, El Peñol, Granada, La Unión, La Ceja, Guarne, Envigado (Antioquia), Riosucio, Aguadas (Caldas), Piedecuesta y Bucaramanga (Santander). Esta situación se presentó en 30 de los 42 mercados donde se negoció.

 

Asimismo, cayeron las cotizaciones del tomate de árbol en 29 de los 45 mercados donde se negoció esta semana, pues se registró un incremento en las recolecciones en Marinilla, San Vicente, La Unión, Granada (Antioquia), Samaniego (Nariño), Silos, Cacota (Norte de Santander) y Cabrera (Cundinamarca). En las ciudades de Pasto y Villavicencio, el kilo se vendió a $1.620 y a $2.237, es decir, un 9,07 %, menos.

 

También bajaron los precios de la piña gold ante el buen nivel de abastecimiento reportado desde Lebrija, Rionegro (Santander), Santander de Quilichao (Cauca), Armenia (Quindío) y Caicedonia (Valle del Cauca). La reducción se registró en 18 de los 23 mercados donde se negoció esta semana. En Pereira y Bucaramanga, por ejemplo, el kilo se negoció a $1.478 y a $1.625, respectivamente, 10,62 %, en promedio, menos.

 

Una situación similar se presentó con los precios de los tomates larga vida y riñón, la ahuyama, la cebolla cabezona blanca, la arveja verde en vaina, el pepino cohombro, la habichuela, el pimentón, el ajo importado, las cebollas cabezonas rojas ocañera e importada. Respecto a la ahuyama, sus precios disminuyeron en 22 de los 32 mercados donde se cotizó, conducta que obedeció al mayor abastecimiento, pues hubo un mayor ingreso desde las zonas de producción ubicadas en Dagua, Restrepo (Valle del Cauca), Saravena (Arauca), San Vicente, La Ceja y Sonsón (Antioquia), Curití y Socorro (Santander).

 

En el caso de la cebolla cabezona blanca, esta tendencia a la baja se registró en los 32 mercados donde se ofreció esta semana. De acuerdo con los comerciantes, se registró un incremento en el volumen de carga recibido desde el altiplano cundiboyacense, donde se intensificaron las labores de recolección con el fin de evitar pérdidas debido a las lluvias. En Barranquilla, por ejemplo, el kilo se cotizó a $1.007, un 25,02 % menos que la semana pasada.

 

De igual manera, el costo de la arveja verde en vaina también mermó, debido a la mayor oferta en los mercados, ante la mayor producción en los municipios de El Santuario, Marinilla, Sonsón, El Carmen de Viboral (Antioquia), Pasca, Fusagasugá (Cundinamarca), Pamplona, Ábrego, Mutiscua (Norte de Santander) e Ipiales (Nariño); esta situación motivó la caída de sus cotizaciones en 25 de los 35 mercados donde se comercializó. En Medellín, el precio bajó un 10,42 % y el kilo se negoció a $1.590

 

Así también, descendieron los precios de las papas capira, única y papa parda pastusa, así como también de la yuca criolla y la arracacha amarilla. En referencia a la papa capira, se contó con un mayor ingreso desde los cultivos de La Unión, El Peñol, San Vicente, El Carmen de Viboral, San Pedro de los Milagros y Santa Rosa (Antioquia); a lo que se sumó el incremento en las labores de recolección en la Sabana de Bogotá y un mejoramiento de las condiciones climáticas que beneficiaron los cultivos en Nariño. Todo lo anterior motivó la reducción de las cotizaciones en 25 de los 28 mercados en donde se transó. En Montería por ejemplo, el kilo se comercializó a $1.037, es decir un 12,64 %, menos.

 

Igualmente, gracias a un aumento en la oferta por mejores ciclos de recolección en Túquerres e Ipiales (Nariño), así como por un incremento en el volumen de carga procedente desde Ubaté (Cundinamarca), Belén (Boyacá) y Chitagá (Norte de Santander), fueron algunas de las causas que influyeron a una reducción en los precios de la papa única en 24 de los 29 mercados en donde se ofreció. En Bogotá D.C. el kilo se cotizó a $602, lo que reflejó un descenso del 26,23 % en sus cotizaciones.

 

Algo semejante ocurrió con las cotizaciones de la papa parda pastusa, las cuales disminuyeron, debido a que mejoró el abastecimiento procedente de los cultivos ubicados en Boyacá, El Cerrito (Valle del Cauca), Chitagá (Norte de Santander) e Ipiales (Nariño). El precio de este producto disminuyó en 19 de los 24 mercados en donde se negoció. En las ciudades de Pasto y Bucaramanga, por ejemplo, se registró un caída de 14,05 %, y se transó el kilo a $555 y a $843, respectivamente.

 

Por otra parte, bajaron las cotizaciones del arroz de primera, esta vez en 15 de los 33 mercados en los que se comercializó el cereal. La reducción estuvo motivada por la mayor oferta desde Cúcuta (Norte de Santander) y Tolima. En Montería y Bogotá D.C., por ejemplo, la reducción fue del 7,54 %, en promedio, vendiéndose el kilo a $2.533 y a $2.947, respectivamente.

 

En cuanto a los precios del fríjol nima calima, estos descendieron en 8 de los 9 mercados donde se vendió. Esto sucedió por el mayor abastecimiento por la salida de la producción en Cajamarca (Tolima). En Armenia la reducción fue del 16,59 % y el kilo se ofreció a $4.646.

 

En contraste, durante la presente semana se incrementaron los precios de todos los tipos de huevo, tanto blanco como rojo. Afirmaron los comerciantes que este comportamiento se debió a la disminución de la postura en las granjas avícolas de Fredonia, Venecia, Marinilla, El Santuario (Antioquia) y Santander. En el caso del huevo rojo AA, el aumento se presentó en 14 de los 26 mercados en los que se ofreció. En Bucaramanga, por ejemplo, la unidad se vendió a $280, lo que indicó un incremento del 12,00 %.

 

Por último, también subieron las cotizaciones de la panela cuadrada, tanto blanca como morena, por la mayor demanda y la realización de menos moliendas en la Hoya del río Suárez, donde la producción de caña no es suficiente. En Cúcuta, por ejemplo, el kilo de panela cuadrada morena se negoció a $3.571, es decir, un 18,68 % más que la semana anterior.