En la semana del 27 de agosto al 02 septiembre, cayeron los precios de las verduras

347
  • Durante la semana en curso, se registró la reducción en del precio de la cebolla cabezona blanca, el pimentón, la zanahoria, la cebolla junca, la lechuga Batavia, el ajo, la ahuyama, la coliflor y la espinaca. Mejoró el ingreso de la cebolla cabezona blanca desde el altiplano Cundiboyacense.
  • Asimismo, descendieron las cotizaciones de los tubérculos, debido al comportamiento de las papas única, suprema, parda pastusa, capira, criolla limpia, Betina, la yuca chirosa, el ñame espino y la papa R -12 roja. Para el caso de la papa única, se registró un incremento en la oferta, por el aumento de las cosechas en el altiplano Cundiboyacense y Nariño.
  • En contraste, subieron los precios de las frutas frescas, especialmente de la naranja Valencia, el limón Tahití, el aguacate papelillo, la piña perolera, la guanábana, el limón común, el Tangelo, la papaya Maradol y la mandarina onecco. La naranja Valencia, registró un aumento de los precios ya que se contó con una menor oferta procedente de Antioquia, donde las condiciones climáticas dificultaron la recolección, asimismo se redujo el abastecimiento de este producto desde Caldas y los Llanos Orientales.

 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), por medio del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) comunicó que durante la semana del 27 de agosto al 2 de septiembre del 2016 bajaron las cotizaciones de las verduras y los tubérculos, pero subieron las de las frutas.

 

Para el grupo de las verduras, el aumento en la oferta procedente de Ipiales, Córdoba, Túquerres (Nariño), Tunja (Boyacá) y de la capital del país, así como por una reactivación de las labores de recolección en algunos cultivos del Valle del Cauca y Norte de Santander, provocaron a que el precio de la zanahoria disminuyera en 26 de los 31 mercados en donde se comercializó. En la ciudad de Pasto, por ejemplo, la reducción fue del 15,85 %, y el kilo se negoció a $223.

 

Otras verduras y hortalizas que estuvieron a la baja durante esta semana fueron el pimentón, la cebolla junca, la lechuga Batavia, el ajo, la ahuyama, el apio, la coliflor y el chócolo mazorca. En el caso específico del pimentón, los comerciantes afirmaron que su costo disminuyó como respuesta a un mayor abastecimiento desde Marinilla, El Peñol (Antioquia) y Santander, a lo que se sumó el mayor volumen de cosecha en zonas de cultivo ubicadas en Calima, Florida, Restrepo y Candelaria (Valle del Cauca). Esta situación se presentó en 28 de los 45  mercados en donde se negoció.

 

Una situación similar se presentó con los precios de la cebolla junca, la cual descendió en 18 de los 24 mercados en donde se ofreció. Lo anterior se debió a que el clima ha favorecido los cultivos ubicados en el departamento de Risaralda; y el ingreso adicional de este producto originario de Ocaña (Norte de Santander), Aquitania (Boyacá) y Cundinamarca. En Medellín y Cartagena, por ejemplo, el precio disminuyó un 18,99 %, por lo que el kilo se ofreció a $1.365 y a $1.289, respectivamente.

 

De la misma forma, en el grupo de los tubérculos, las cotizaciones de la papa como la suprema, parda pastusa, capira, Betina, R-12 roja, superior y criolla limpia también se observó un comportamiento a la baja. En el caso de la papa suprema, por ejemplo, la reducción fue motivada por el buen nivel de abastecimiento de este producto procedente de Ubaté, Tunja, Saboyá, Caldas (Boyacá), Pasto, Túquerres, Ipiales (Nariño) y Chitagá (Norte de Santander). El descenso se presentó en 24 de los 25 mercados donde se negoció a lo largo de la semana. En Armenia y Cali, por ejemplo, la caída superó el 20,00 %, ofreciéndose el kilo a $548 y a $461, respectivamente.

 

Asimismo, los cultivos de papa parda pastusa establecidos en Ubaté (Cundinamarca), Chitagá (Norte de Santander) y algunos municipios del sur de Nariño se encuentran en plena fase de cosecha, lo que ocasionó la reducción del precio en 22 de los 24 mercados donde se negoció. En Bogotá D.C. y Pasto, por ejemplo, el kilo se vendió a $734 y a $493, es decir que bajó más de 15,00 %. En el caso de la papa capira, los comerciantes afirmaron que la reducción de la cotización obedeció al incremento de la oferta desde Marinilla, Granada, El Santuario y El Carmen de Viboral (Antioquia), Pasto, Ipiales y Guachucal (Nariño). Esta situación se registró en 22 de los 28 mercados en los que se vendió. En Manizales, por ejemplo, la reducción fue del 13,80 %, en promedio, transándose el kilo a $687.

 

Por otra parte, a lo largo de la presente semana se registró una reducción en los precios mayoristas del fríjol cargamanto blanco en los 7 mercados donde se ofreció. De acuerdo con los comerciantes, la razón de esta tendencia a la baja obedeció a la mayor oferta recibida desde los municipios de El Santuario, Marinilla, El Carmen de Viboral y Rionegro (Antioquia). En Medellín, por ejemplo, el kilo se vendió a $5.767, lo que significó un descenso del 11,28 % respecto a la semana pasada.

 

Una situación similar se presentó para los precios del arroz de primera que siguieron reportando una tendencia a la baja, esta vez en 15 de los 33 mercados donde se comercializó el producto a lo largo de esta semana. Según las fuentes encuestadas, aumentó el volumen de producción en la región de la Mojana, así como en Casanare, Huila y Tolima. En Sincelejo, por ejemplo, el kilo se cotizó a $2.297, un 4,29 % menos que la semana pasada.

 

También disminuyeron los precios mayoristas de la tilapia roja entera fresca. De acuerdo con los comerciantes, esta situación fue resultado de la mayor oferta recibida desde El Playón (Santander), El Banco (Magdalena), Acacías (Meta) y Neiva (Huila). En Bucaramanga, por ejemplo, el kilo se negoció a $7.800, lo que indicó una reducción del 12,85 % en el precio.

 

Asimismo, se registró un descenso en las cotizaciones de la azúcar sulfitada en 19 de los 25 mercados donde se vendió, comportamiento que obedeció a un incremento en el volumen de producto ofertado desde los ingenios ubicados en el Valle del Cauca. En Cartagena y Manizales, por ejemplo, el precio bajó un 7,11 %, en promedio, vendiéndose el kilo a $2.430 y a $2.653, respectivamente.

 

En contraste, esta semana se observó un alza en los precios de frutas como el aguacate papelillo, los limones Tahití y común, la piña perolera, la guanábana, las naranjas Sweet y Tangelo, la papaya Maradol y las mandarinas Oneco y Arrayana. En el caso del aguacate, los comerciantes manifestaron que se presentó una reducción del abastecimiento procedente de Fresno (Tolima), Armenia (Quindío), Viterbo (Caldas) y Pereira (Risaralda), ya que disminuyeron las recolecciones, lo que provocó la subida de sus precios en 20 de los 29 mercados donde se ofreció esta semana.

 

De igual manera, aumentaron las cotizaciones del limón Tahití, esta vez en 28 de los 30 mercados donde se ofreció esta semana, conducta que obedeció a un receso entre cortes de cosecha en Tolima, Santander y Nariño; asimismo, las lluvias afectaron la normal recolección en los municipios de Támesis, La Pintada, Venecia (Antioquia), Chinchiná, Neira y Supía (Caldas). En Bucaramanga, por ejemplo, el kilo se vendió a $760, lo que significó un incremento superior al 25,00 % respecto a la semana anterior.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente