En riesgo el Lago de Tota, el más grande de Colombia ubicado en Boyacá

1415

El Lago de Tota, un cuerpo de agua natural ubicado en Cuítiva, Tota y Aquitania (Boyacá) no solamente es el más grande del país, sino que además es el segundo lago navegable más alto de América del Sur, después del Lago Titicaca. Actividades humanas siguen disminuyendo la calidad del espejo de agua y su capacidad.

La capacidad de su almacenamiento se ha reducido y el exceso de fósforo y nitrógeno producto de los cultivos de cebolla y trucha dentro de otras actividades antrópicas, están modificando la dinámica natural de este cuerpo de agua. De 1.948 metros cúbicos de agua de capacidad que tenía el lago, hoy se ha reducido a 1.650 según Corpoboyacá.

Germán Bermúdez, director de Medio Ambiente y Agua Potable de Boyacá dijo en Caracol Radio que “hemos detectado que problemas asociados a la contaminación derivada de las aguas residuales del municipio de Aquitania, y de las siembras de cebolla por el uso del material para realizar los cultivos –la gallinaza-. Eso último es lo que está generando la mayoría de problemas, y vemos que las intervenciones para ganarle terreno al Lago han sido devastadoras a través del tiempo, y estamos en un grave riesgo”.

Sobre la piscicultura, el director de Medio Ambiente señaló que “si no se tratan las heces de los peces que se están criando, pues también vamos a tener otra fuente amplia de nitratos y fósforo. Se ha avanzado en estudios, pero tenemos que empezar a hacer otro tipo de esfuerzos e inversiones”.

Además se han proliferado las comunidades de algas provocando la pedida de transparencia del Lago

Las autoridades ambientales han avanzado en los estudios de las necesidades del espejo de agua, pero ahora falta inversión para su rescate y mitigación de la contaminación.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente