El abogado penalista y Doctor en Ciencias Jurídicas se tardó varios años en investigar y acumular información para escribir su libro “Así se lava el dinero en Venezuela”, que recién acaba de salir a la venta en Amazon. Allí asegura que el Estado venezolano ha sido infiltrado por mafias rusas, chinas así como por los carteles de la droga colombianos y mexicanos.

Especialista en prevención de la delincuencia organizada y fundador de la Cátedra de Prevención de Legitimación de Capitales de la Universidad Central de Venezuela, Rebolledo también es editor del portal Antilavadedinero.com., dedicado a informar sobre un tema que ha teñido no solo a Venezuela sino que se ha reproducido a escala planetaria.

-¿A cuánto asciende, aproximadamente, el dinero que usted cree que se ha lavado en Venezuela los últimos 20 años?

– En nuestras investigaciones calculamos que son ,aproximadamente, 800 mil millones de dólares.

– ¿Esa red de lavado de dinero es muy difícil de detectar? ¿Tiene alianzas en el exterior, de gobiernos amigos?

– Existe una gran doble moral en el mundo. Mafias de Asia, Europa y América cooperan con la delincuencia organizada venezolana para mantenerse todos en el poder. Esas mafias son las que gobiernan en Venezuela.

– ¿Todo lo que se ha descubierto públicamente (Caso Pdvsa, Banca de Andorra, etc), podría ser un hilo que lleve al ovillo de los protagonistas principales del saqueo al país?

– Los casos de PDVSA y la Banca de Andorra representan el ejemplo perfecto de la corrupción pública y privada, donde banqueros y funcionarios públicos se enlazaron para enmascarar actividades ilícitas. Sin embargo, en Venezuela también hay otros casos emblemáticos como El Arco Minero y el contrabando, en todas sus formas.

En “Así se lava el dinero en Venezuela”, Rebolledo busca demostrar cómo la delincuencia organizada encuentra nuevas herramientas a diario para poder ocultar el origen ilícito de sus recursos, financiar delitos y obtener ganancias. Asegura que en 19 años se lograron lavar en Venezuela billones de dólares a través de la corrupción en Cadivi y Cencoex, así como la industria petrolera (con sobrefacturaciones, subfacturaciones) y la creación de empresas fachadas.

– ¿Esas fueron las más grandes fuentes de corrupción, Cadivi, Cencoex y Pdvsa? ¿O ha detectado alguna otra manera de lavar dinero, quizás en menores cantidades…?

– El modelo económico castro-socialista implementado por el régimen chavista enterró el aparato productivo venezolano, construyendo así un Estado Mafioso. El Arco minero, el contrabando de petróleo y el narcotráfico – por citar algunos- han convertido a a Venezuela en un territorio dominado por la delincuencia organizada trasnacional.

– ¿Es posible, como narró el ex guardaespaldas de Hugo Chávez, capitán Delsy Salazar cuando huyo a Estados Unidos, que en Venezuela haya casas repletas de dólares en efectivo, como ocurrió con Pablo Escobar en Colombia?

– Sin lugar a dudas. Casas llenas de dinero o “ caletas” son propias de la cotidianidad del crimen organizado. El dinero en efectivo es condición indispensable para poder operar, es la sangre de la organización criminal.

– ¿Se podría calcular el porcentaje de culpa, por así decirlo, que ha tenido el lavado de dinero y la corrupción en la miseria que vive Venezuela hoy día?

– El responsable de la tragedia venezolana es el régimen chavista que desarrolló e implantó un Estado mafioso. Para decirlo en porcentajes, eso ha sido responsable en 100 % de la tragedia que hoy vive Venezuela

-¿No tiene temor por su seguridad al publicar este libro?

– En absoluto. Este libro es parte de mi compromiso de vida con Venezuela.

– ¿Usted ha sido llamado por la DEA o el FBI a partir de estas investigaciones?

– Con casi 30 años de carrera – entre administración pública y privada- son muchos los casos donde -lógicamente- organismos de seguridad trasnacionales me han consultado. No solo de Estados Unidos sino de otras partes del mundo.

– ¿Y la DEA o el FBI lo han llamado para consultarlo o para que los ayude frente a un caso específico?

– Cualquier actuación con organismos de investigación es confidencial…

– Usted ya no esta en el TSJ en el exilio, como se denomina. ¿Por qué? ¿Cree que fue un error haber nombrado esos miembros del TSJ sin tener el poder suficiente para defenderlo?

-Yo soy un magistrado principal juramentado por la Asamblea Nacional. Ese día-21 de julio 2017- se juramentó a 13 magistrados principales y 20 suplentes. No se juramentó a un nuevo TSJ. Partiendo de allí, considero que la iniciativa de los magistrados , ahora en el exilio, de agruparse fue excelente. De hecho yo los acompañé en varias acciones. Donde diferimos es en que yo considero que esas acciones judiciales son inejecutables. A mi criterio, decir lo contrario es engañar al país creándole falsas expectativas a los venezolanos. Yo no puedo ser parte de eso, de allí mi distanciamiento de esa iniciativa.

– ¿Qué opina sobre la posibilidad de un “gobierno en el exilio”, con Presidente incluido?

– Si lo que buscamos es recuperar la democracia en Venezuela, hay que insistir en sanciones internacionales, unidad política y calle. Lo demás es prologar la tragedia.

Por: Elizabeth Fuentes