Los equipos de rescate encontraron a los 12 niños y su entrenador vivos en una cueva en Tailandia el lunes de acuerdo con una persona de alto rango involucrada en la operación de búsqueda y rescate. Han estado desaparecidos durante nueve días. Ellos están revisando su salud.

Los niños, que tienen entre 11 y 16 años de edad y son parte del mismo equipo de fútbol, desaparecieron el sábado 23 de junio.

Un funcionario del parque fue quien primero alertó de su desaparición después de ver las bicicletas de los niños cerca de la entrada al complejo de cuevas fuera de los límites.

En directo el rescate de los niños

El laberinto de cuevas es popular entre los turistas y, durante el primer kilómetro más o menos dentro de la entrada cavernosa, las formaciones rocosas de piedra caliza se abrazan a los techos altos, creando un ambiente casi de anfiteatro.

A fines de la semana pasada, los excursionistas descubrieron una abertura oculta en las profundidades de la jungla, dando un punto de entrada alternativo al sistema de cuevas.

La chimenea natural, de alrededor de 1,5 metros de diámetro y al menos 22 metros de profundidad, se encontró al norte de la apertura de la cueva, donde se encontraron las bicicletas de los niños el sábado pasado.

El gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, confirmó durante una conferencia de prensa que todo el equipo de fútbol y el entrenador se encontraron a salvo en la cueva.

Sin embargo, su trabajo aún no está hecho.

Esto es lo que dijo el gobernador: “Encontramos a las 13 personas, y todas están a salvo. Pero nuestra misión aún no ha terminado. El primer plan es que vamos a drenar toda el agua de la cueva y luego sacaremos a las 13 personas de la cueva. Ahora estamos planificando cómo enviar enfermeras y médicos al interior de la cueva para verificar su salud y movimiento. Trabajaremos toda la noche”.

Por el momento están intentando enviar médicos y enfermeras que sepan bucear para que evalúen a los niños y su entrenador. No se sabe si pueden comer, pues han pasado 10 días, dijo el gobernador Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn.

ninos cueva

Preparan provisiones de comida para cuatro meses

Cuatro buzos, que llevaban kits de supervivencia, lograron entrar a la cueva donde se encuentran atrapados los niños, según indicó el capitán Akanand Surawan, de la Real Armada Tailandesa. Y añadió que estas personas permanecerán con el equipo y su entrenador para ofrecer ayuda.

Las autoridades planean suplir a los niños y su entrenador con provisiones de comida para cuatro meses, informó el capitán. Además, se preparan para enseñarles a los menores cómo bucear y que así puedan salir de la cueva.

Surawan señaló que se enviarán buzos y médicos adicionales al lugar con el fin de proporcionar asistencia médica, además de que se bombeará aire dentro de la cueva para mejorar las condiciones de respiración de los niños.

La búsqueda de los niños

Una fuerza conjunta de alrededor de 1.000 militares, la marina, los trabajadores administrativos locales y los voluntarios colaboraron en la búsqueda. El gobierno de Estados Unidos envió expertos para ayudar en el esfuerzo de rescate.

Los equipos de rescate trabajaron en varios puntos de acceso a las cuevas de Tham Luang Nang Non desde y utilizaron nuevos mapas del Departamento de Recursos Minerales de Tailandia para reducir el área de búsqueda.

Las fuertes lluvias no permitieron la salida de los helicópteros para encontrar posibles entradas alternativas en las cuevas durante un tiempo.

Sin embargo, las autoridades confiaban en encontrar al grupo con vida, pues tenían comida y como atletas son físicamente fuertes.