Un desconocido que entró en una vivienda con el objetivo de fumar maihuana en la ciudad de Houston (Texas, EE.UU.) se encontró con una tigresa pasada de peso dentro de una jaula. El individuo se creyó en un primer momento que se trataba de una alucinación, informa el portal Click 2 Houston.

El felino se encontraba encerrado en una jaula de escasas dimensiones y con la puerta asegurada por una correa de nailon y un destornillador. Se detalla que el peso del animal rondaba los 450 kilos, un peso excesivo para los ejemplares hembra de esta especie.

Tras recibir el llamado anónimo, las autoridades consiguieron una orden de allanamiento para ingresar al inmueble.


En el operativo participó el personal de la fundación BARC —dedicada a proveer refugio a animales abandonados— que utilizó tranquilizantes contra el animal para asegurar su rescate.

El felino se encuentra fuera de peligro y será llevado a un hogar habilitado para el cuidado de este tipo de animales.