Luego de recibir el alta médica, el exfutbolista Diego Armando Maradona ratificó que se encuentra en buen estado de salud, tras realizarse algunos chequeos médicos en una clínica del barrio Olivos, en la provincia de Buenos Aires.

Maradona explicó que acudió al centro clínico para hacerse unas resonancias. Después de cumplir con los exámenes, dijo: «No pasó nada (…) entré a la clínica con 58 años y salí con 50».

Al ser consultado sobre la «alerta» con respecto a su estado de salud, contestó: «Los boludos son como las hormigas, están en todos lados».

Dalma, la hija de Maradona, confirmó en su cuenta en twitter que su padre «está bien».

El motivo del chequeo médico.

La Federación Mexicana de Fútbol les exige a los entrenadores que estén en buenas condiciones, por lo que el ex futbolista se realizó el chequeo correspondiente. Los medios locales especularon de un presunto sangrado estomacal, pero esa información no fue confirmada por Maradona.

El abogado del astro argentino, Matías Morla, indicó en su cuenta en Twitter que, tras los exámenes, “el Pelusa” regresará a los entrenamientos de Dorados, cuya directiva renovó por una temporada más el contrato de Maradona como director técnico.