Es un honor compartir con mis lectores una entrevista que le hice a una mujer extraordinaria, que no solo pinta con una visión maravillosa de los colores y formas; más allá de su técnica, hay algo intrínseco que vincula  su existencia al mismo y es su amor por el arte de vivir, ella es Alissia García de Iglessias, nacida en Salinas Victoria, Estado de Nuevo, Leon actualmente vive reside en Monterrey- México, en el año 1940. Formó parte de una familia tradicional conservadora, siguiendo ella el mismo patrón social y moral en su matrimonio. Actualmente disfruta de sus hijos, y nietos algunos de los cuales siguen su legado artístico.

Entrevista

-¿Quién es Alissia Iglesias detrás del Arte?

Soy una persistente nata en lo que quiero alcanzar, el amor al arte y querer ser artista fue desde niña mi gran sueño y hoy veo reflejada la intensidad de mi deseo en mis propios resultados y en mis exposiciones que han ido a muchas partes, y se exponen en algunas  Casa de la Cultura de mi país.
Estudié música, piano, guitarra y escribo poesía. Durante 30 años  fui estilista y tuve una sala de belleza donde era yo quien creaba las cremas antiarrugas.

Toda mi vida ha sido abrazar el arte con mucho amor y entrega absoluta. Tengo a mi haber más de 200 cuadros que dejaré para la posteridad con la esperanza de que mis hijos sigan haciendo las exposiciones.

¿Cómo defines el surrealismo?
La palabra surrealista viene del francés surréalisme que significa por sobre la realidad o por encima de la realidad, ya que esta corriente justamente saca lo que las personas no ven de manera consciente o real, sino que lo que esconde su mente pero que forma parte de su pensamiento y se encuentra escondido.

¿Cuál es la inspiración para el contenido de tu pintura?

-Yo creo que hay un momento de nuestras vidas en que escapamos de la realidad, y  acudimos al sueño para evadir esa realidad que  muchas veces asquea, como  por ejemplo, volver a la niñez, lugar en él que alguna vez estuvimos  libre de preocupaciones y donde hemos  sido feliz, para encontrar la abstracción.

¿Que te motivó a incursionar en  el estilo surrealista?

-Yo creo que el surrealismo abre un abanico de posibilidades al artista que pretende mirar más allá de la realidad, de un rostro o de un evento cotidiano, desilusiones sistemáticas del individuo y que dan lugar a múltiples percepciones. Esta ambigüedad en la percepción da lugar a diferentes representaciones.

¿Qué pretendes transmitir a través de tu trabajo artístico?

Mi intensión es expresar por medio de la imagen, lo que esconde el mundo del inconsciente y el mundo onírico que, para los surrealistas, esconden las inquietudes más profundas del ser humano; además de abrir las puertas hacia lo irracional y la casualidad, elemento que influye mucho a la hora de plasmar en un cuadro una  realidad.

¿Qué aprendizaje personal te transmite el arte?

Esta es una forma efectiva de entrenar una de las grandes virtudes del ser humano: el autocontrol. El arte es una necesidad no porque nos haga más inteligentes sino porque nos permite adquirir toda una serie de competencias y rutinas mentales que están en plena consonancia con la naturaleza social del ser humano.

Luces increíblemente hermosa y llena de energía. ¿Cómo logras mantenerte bella y activa en tu profesión a tu edad?

-Pienso yo que amar lo que se hace día a día con disciplina, tener un régimen alimenticio saludable es fundamental para mantenerse joven y sano. Pero sobre todo una conexión profunda con Dios.

¿Qué  mensaje quisieras compartir con los lectores, especialmente con   la mujer?

-En la actualidad, la vida privada de artistas femeninas, periodistas y pensadoras continúa escudriñándose y comentándose. Y, en su búsqueda de libertad para crear, muchas de estas mujeres terminan viviendo vidas de soledad y sacrificio.

Un elemento sobresaliente y que persiste a través de las épocas es que las mujeres representadas en las artes suelen ser ensalzadas o idealizadas, y se les asignan roles particular. Entonces, cuando en el mundo real las mujeres quieren liberarse de estos moldes para convertirse en artistas y pensadoras por derecho propio, se las trata con sospecha. Surgen preguntas respecto al matrimonio o a la maternidad, cuestiones personales a las que un hombre rara vez estaría expuesto. Estas son algunas consecuencias a las que hacen frente las mujeres en su libertad de crear.

Por: Lucy Angélica García Chica