Entrevista al escritor Roger Herrera Rivas: Artista Integral

1234
Roger Herrera Rivas

Poeta, prologuista, actor, docente, promotor cultural, pintor, investigador, ensayista, amante de la danza, música y la escultura. Nace en Caracas el siete de junio de 1962.

En San Agustín vibrante, vive con su familia y cuatro hermanos, y a los nueve años gana su primer premio de narrativa, luego una mención literaria, con el premio Tomás Alfaro Calatrava como reconocimientos en la actuación del cine, teatro y televisión, artes plásticas que son expuestas en el territorio nacional y el extranjero.

Ha publicado el estudio Monográfico Apuntes sobre el Teatro y su doble (2001), y los poemarios: Fragmentos (1987), La crin de dios (,1996), Desadaptados (2000), Elegías de Wolfing y los Balandros son Dioses (2005), Yo sólo Dios (2006), Octubre Rojo (2006), Obras Completas.  Mínimo y variable I y II(2013), Monólogos para varias sombras (2014).  Les invitamos a conocer al poeta en su proceso de creación literaria, influencias literarias, situación del artista, opiniones diversas en torno a la política y el covid19.   Entrevista por la presidenta de la Fundación Neoana para el desarrollo Integral de las  Artes, Ana Anka del Colectivo Editorial TinteMoriche y la Batería de Poetas Avanzadoras.

Entrevista:

¿Podrías contarnos cómo ha sido el proceso creativo en las diferentes etapas de tu vida y específicamente en la madurez cómo te sientes?

Rememorar es encontrarme con un Roger Herrera niño con el deseo en flor de querer decir, ̶ perdido y trasnochado ̶ en una especie de viaje nada feliz, donde cada línea dedicada a personajes religiosos o pavosos poemas de amor, poseían una carga lírica muy pobre, en resumen, fue una tentativa desatinada, donde lo satisfactorio fue lograr un segundo lugar en un Concurso de narrativa, llamado que realizó el Centro “Simón Bolívar” CSB en Caracas, 1971. Esta fue mi primera etapa. En un segundo momento intenté a través de textos breves revisar el paisaje, el hombre dentro de ese paisaje y sus maneras de descifrarlo.

Me descubrí publicando mis primeros textos en un libro de edición subterránea, que me dio halagos y bellos gestos, su título “Fragmentos” (Diez poemas), promovido por el Prof. Y artista Guillermo Abdala; ilustrados por estudiantes de la Escuela de Artes Visuales “Cristóbal   Rojas”, donde estudié pintura. Luego sobrevino  mi primera publicación oficial con el sello  Tablero de Publicaciones  y cuyo título es: “La Crin de Dios”, éste poemario fue auspiciado por la Fundación Cultural  W ‘aleker  (araña tejedora) bajo la dirección de  Livia Montes, en 1996 y reimpreso en 1999,  en este escrito hice simbiosis con el tema del paisaje  y   luego publiqué una serie  de títulos que me dieron prestigio, mucho  brillo y algo de dinero, a saber: Desadaptado, Elegías a Wölfing, material sui generis no valorado provechosamente. Declaro que en su mayoría mi obra ha sido publicada con mis recursos. Ahora, en este momento, han pasado los años y he visto recibir premiaciones y reconocimientos   a mucho pseudo talentos y mediocres de oficio, sólo por mantener fidelidad de criterios con el statu quo.

Nuestro gobierno en algún momento me prometió publicar en físico mi antología “Mínimo y varial” jamás lo cumplió y tuvo el dinero en varias ocasiones, luego “Octubre Rojo”, publicados a petición de ellos, quisieron reeditarlo en papel, tampoco cumplieron.  Fui seleccionado para ir a la Feria Internacional de Libro de la Habana y nunca entregaron la carta de invitación a las autoridades universitarias donde laboro, por supuesto, no me dejaron salir. Y por último me gané la oportunidad a través de una Institución Le Yeux d’ Elisa de ir a varias ciudades del Norte de Francia a dictar conferencias sobre escritores y poetas venezolanos, nuestro gobierno sólo debía conseguir el pasaje Caracas ̶ París ida y vuelta y el resto, hotel, comida, transporte corría por los franceses. Nuestro gobierno jamás cumplió. A todas estas, me he tomado todo este devenir con serenidad y me dedico a revisar y promover mi obra y no he parado de hacer creyendo “iluso” que la justicia poética algún día tocará mi puerta para celebrarme.

¿Qué significan para Ud. el uso de las palabras en su obra y cree que existe alguna escisión con el lenguaje cotidiano? 

Precisamente la lucha de los poetas es inevitablemente con las palabras, sobre todo con sus palabras. Sus códigos de vida que en el transcurso de su existencia logran dar cuerpo a una obra, si es que tenemos la oportunidad de lograrlo, nos develan, una radiografía espiritual del vate. Por ello, Toda escritura poética que no éste fraguada por la sinceridad es una entelequia, un vulgar simulacro que no da cuenta del poeta, sino de un burócrata de las letras, un testaferro del lenguaje, un publicista y su desentonada lira.  En la corriente sanguínea del poeta, las palabras distinguen y dan plenitud al poema.

En cuanto a la praxis del lenguaje cotidiano, bien sea el habla o las jergas, en mi caso pertenecen a una búsqueda en las formas de expresión, indagación orgánica y experimental que en ningún momento tratan de reivindicar el mal uso del lenguaje, ni apuestan a reducir a la barbaridad nuestra noble lengua. La tentativa de encontrar nuevos horizontes de expresión a través de propuestas experimentales me ha confrontado con la gramática, me ha dado luces con respecto a esa maravilla de la lengua que poseemos y hace parte de nuestra idiosincrasia.

¿Cómo equilibra las pulsiones de Eros y Thanos, el ánima y animus en su creación literaria?      ¿Ha sido ‘secuestrado’ por estados de arrobamientos o extáticos?

No podría explicar desde un punto de vista científico como logro desde hace años equilibrar dichas pulsiones. Lo que sí recuerdo en mi atareada y violenta juventud es que era sofocado con frecuencia en medio de la noche, era asaltado por el súcubo, por supuesto era angustiante, pero al mismo tiempo liberador. Era provocada por una especie de ser, pariente del demonio. Otro estado que llegué a experimentar fue el sentirme volando fuera de mí, sobrevolando la esfera terrestre; visité ciudades, templos, maravillas de la naturaleza, grandes y elevados montes, pero, sobre todo contemplé el mar desde arriba y admiré una extensión infinita. No me fue fácil relacionarme con el mundo de manera armónica, empero lo logré.

Para finalizar, el estado de arrobamiento que recuerdo de manera especial, aconteció cuando en el año 1985, funcionarios de la editorial “El perro y la rana” me solicitaron un libro inédito para publicarlo, era un reconocimiento que ellos me otorgaban por haber trabajado duro no sólo en la creación, diseño y puesta en marcha de la Red de Escritores de Venezuela, sino para reconocer mi labor en la promoción del libro y los escritores.  Aunque he vivido estos arrebatos en muchas ocasiones, con el libro “Octubre Rojo”, hubo un verdadero secuestro, este libro logré escribirlo de una sentada, sólo me senté y surgió la idea de homenajear el octubre ruso, con todas sus denotaciones y connotaciones en un poema, pero cuyo vínculo fueran mis viajes por el territorio venezolano.  El octubre, nació de un estado de arrobamiento.

¿Usted piensa que la idea de la muerte o suicidio nos ayuda a valorar más la vida

Aunque nunca he pensado en suicidarme, muchos de mis amigas y amigos artistas le han coqueteado a ese deseo.  Lo que sí he confrontado es la idea de muerte en el día a día por la sombra de violencia que me rodeó, sobre todo luego de los 13 años de edad. El planteamiento, la apuesta era sencilla ¿Quién o cual de nosotros en la cuadra del barrio donde me forjé podría sobrevivir a los 20 años?, la mayoría feneció a temprana edad, otros un poco más tarde.  Quizás, en esa agonía, la lucha se vuelva épica y con el transcurso del tiempo, la apuesta varía. Estuve vinculado a hechos de violencia directa o indirectamente hasta los cuarenta y tantos años. Con el tiempo estos episodios se vuelven normales, ya no angustian, tienen otro sabor, ¿el sabor de la sabiduría? La violencia debe evitarse, como todo tipo de problemas. Lo relevante es que aprendes no sólo a valorar la vida y/ a respetar al otro. Comulgas con el mundo en pos de un equilibrio interior, empero vives en la serenidad, de estar alerta como un grillo o un tigre antes de dar el salto.

¿Cómo se podría desmitificar la muerte de nuestras conciencias binarias?

A mi manera de ver, exorcizándola.  Sublimando su horrible aspecto a través de la palabra; los colores en la plástica o el gesto en el teatro. La poesía es un don, podemos y sabemos a través del poder mágico del lenguaje, valernos de la santa palabra para así limpiarnos de malos hechizos o bien apostar al lado oscuro.

¿Son necesarios y fundamentales nuestros padres y madres literarios y qué piensas con el corte psicológico y parricidio simbólico?  

Siempre habrá padres y madres literarios, en mi vivencia son muchos y diversos y les reconozco.  Hay quienes cortan la cabeza del padre y sin inmutarse transitan hacia otras esferas del lenguaje. Y existen quienes producen la muerte de esos benefactores por veneno o por olvido, es decir, por muerte lenta y silenciosa. En otras palabras, les vas matando poco a poco hasta desaparecerlos de tu universo escritural. Me encuentro en esta segunda categoría.  Un último caso, se da en los que alteran, usufrutuan o escriben sobre lo borrado en otro autor, no reconociendo jamás al otro, Estos parias del lenguaje, pululan su narcisismo y despotismo literario en todas las instituciones, hasta que no son avergonzados y denunciados ante el público lector.

¿Nuestra actitud racional cargada de prejuicios nos angustia y neurotiza con ‘yoes’, el egocentrismo y narcisismo y no comprendemos que la vida se extiende más allá de lo conocido y qué piensas de retomar las cosmovisiones ancestrales o del ‘volver a la normalidad’?

Puedo admirar la obra de un ególatra y un narciso si posen calidad. Lo que sí es dañino, es aquel que no poseyendo obra obtiene méritos y lucen con desdén mediocre su fatua fortuna. En nuestros círculos son muy visibles estas representaciones. En este caso acudo a la justicia poética, para que coloque a cada uno de estos personajes en el lugar que les corresponde. Por supuesto, que sí observamos más allá de nuestras narices, podemos superar estas actitudes enfermas y hurgar   en nuestro ambiente otras posibilidades más edificantes, donde podamos construir, incluso desde los detalles de la vida y en los confines de las relaciones humanas. Creo que hay mucho por aprender antes de emprender el vuelo hacia esos “yoes” terribles.

Ahora bien, en cuanto a retomar las cosmovisiones, estoy de acuerdo en retomar todas aquellas que posibiliten nuestro crecimiento como seres humanos e inter ̶   subjetivamente convivamos en sociedad.  Creo que un bello ejemplo lo vemos en el legado heredado de la gran cultura Inca, su forma de vida, su autocracia, sus relaciones de producción.  Aquí hay acentos, perfiles dados por una sociedad de un alto nivel de desarrollo. Hubo en nuestros aborígenes prehispánicos la visión de igualdad, de compartir, de ser solidarios, de trabajar y resolver entre todos. Claro está cada una de estas culturas en distintos lugares del continente obedeció a un momento de desarrollo social ̶ productivo, político, cultural distinto, empero la praxis para todos fue el trabajo comunitario. Uno aún puede vivir algo parecido a estas relaciones, cuando visita los páramos andinos bien sea en Venezuela, Ecuador Bolivia o el Perú. Esa tradición hace parte de nuestros seres. También me parece asertivo hacer uso de nuestros mitos prehispánicos y como el de Amalivaca, entre otros. Lo que si nunca he podido entender es la confusión creada por el hombre blanco desde su llegada a estas tierras. Nos han vendido mitos y utopías disímiles. todavía el mito de la independencia y la heroicidad reposan en el que conquiste el poder. ¿Por qué nosotros los de abajo no gozamos de los beneficios de esta última y reciente independencia que vociferan por estos lares? ¿Quién nos niega el acceso al poder? ¿Quién nos dice y regula lo qué debemos hacer?  ¿En manos de quién está nuestra independencia?  ¿Por qué si somos “iguales”, los representantes del poder constituido no comen lo mismo que el resto de los “ciudadanos” en este país? ¿Si somos “iguales” por qué ustedes quienes tienen el poder se visten con ropa de marca y hacen uso de bienes suntuosos mientras los “republicanos” de abajo vestimos con humildad?

¿Explíquenme por qué las cuentas bancarias de la mayoría de los funcionarios del alto gobierno se expresan en millones en divisas, mientras los del “leal pueblo” apenas tienen para comer?  Este caos debe ser ordenado una vez más. No creo en sistemas sociales importados, ni en revoluciones financiadas y suscritas sobre un papel, las revoluciones se hacen con la boca de los fusiles. Al retomar nuestras cosmovisiones ancestrales, debemos proscribir mucho de la lógica occidental y la colonia sembrada en estas repúblicas sin republicanos. Debemos abolir mucha paja de la que come el burro hablada por los politiqueros de siempre, no hables de socialismo, hazlo. Sólo debemos retomar y aceptar lo que no nos dañe, ni nos duela, ni cauce escozor, ni pena. Deseo finalizar con estas ideas “La mejor forma de decir es hacer” de Martí y  “Con la verdad ni ofendo ni temo” de  José  Artigas.

Qué nos puedes decir si te has sentido algunas veces poseído por los designios del destino o eres el dueño de tu destino o …?   

En realidad, las primeras nociones sobre el destino las leí en la tragedia griega, empero años después en mi militancia política, conocí a un individuo que me dijo que cada hombre se construía su destino, que los dioses no existían. Este sujeto también me habló sobre una idea de José Martí del texto Tres Héroes, que parafrasearé a continuación: “hasta hermosos de cuerpo se vuelven los hombres que pelean por ver libre a su patria”. En esa época, el grupo político al que pertenecíamos estaba negociando la paz, entregando las armas. Y los más jóvenes, yo, entre ellos queríamos “tomar el cielo por asalto” y fundamos otro equipo., hicimos varias operaciones. Pasaron los años, a mi grupo lo delataron y nos mataron a varios compañeros incluyendo los líderes y aquel personaje que me hablaba con “sabiduría”, hoy día es un testaferro tanto de la oposición como de los que gobiernan al país.  Lo que me quedó claro de todo esto, es que sí, por supuesto, cada hombre crea, hace su destino, pero en esa decisión debes observar la inter ̶ subjetividad ética de todos los involucrados.  Si no un buen día amanece y notas que te has traicionado a ti mismo y sobre viene de manera abrupta el desencanto y comienzas a negar aquello que tanto defendiste y por lo que luchaste.

Cada una de nuestras decisiones querámoslo o no son la suma de nuestros destinos, por favor tengamos la decencia de no involucrar sin escrúpulos a quienes nos rodean. Mi destino lo construyo a diario empero no me creo dueño de nada en absoluto y, además, soy “como los gorriones, no tengo amo”.

Poeta, puede explicarnos qué significa para usted ‘expulsar sus demonios con la escritura le ha dado una lucidez en aras de una felicidad inexistente’ como dijo el poeta Gabriel Jimenez.

Expulsar los demonios, es lo que caracteriza la obra de un poeta o un artista dado.

Por supuesto, siempre habrá cierta lucidez en tanto dicha inteligencia sea honesta y fructífera con su hacer.  Por otro lado, suponer lo de “la lucidez en aras de una felicidad inexistente” es un asunto personal del laureado poeta al cual usted se refiere.

Primero deberíamos advertir que significa la felicidad para él, ¿por qué no lo satisfizo

expulsar esos demonios? y si no fue así, cabría preguntarnos ¿qué quiere él de la vida?

Recuerda que nos movemos a través de deseos, nuestras pulsiones nos llevan a regiones insospechadas. En mi caso, deseo en realidad gozar de buena salud y poder ganarme los cobres con honestidad. También deseo para mí y para todos Paz y dicha en mi hogar. Sí llega la riqueza económica y toca mi puerta bienvenida sea, si continúa a etas alturas de la vida, la ebria pobreza desgastando mi sombra, le saludo y la hago pasar a casa para tomarnos un buen café.

El poeta citado por usted tuvo la oportunidad y el apoyo de gente importante para convertirse en una referencia en la literatura e intelectualidad venezolana.  Además, ha sido valorado muchas veces. Dios quiera y consiga el envés o revés de esa moneda, para que así de con una felicidad acorde con sus sueños.

Que nos puedes decir a la máxima del escritor Cioran: ‘la vida solo es posible si hay olvido’.

Lo que refiere Cioran, muy sentencioso él y muy cómodo de su parte.

Es que el olvido juega un papel relevante en la sanidad mental del ser humano.  Ejemplo ¿Cómo un pueblo como el venezolano podría sentirse pleno rememorando las matanzas en la gesta emancipadora, por ambas partes en conflicto?  ¿Cómo ser “felices” evocando y conmemorando cada uno de los suplicios a los que nos ha condenado todo aquel hijo de su madre que se apropia del PODER?

Es bueno y sano recordar, para advertir históricamente los errores y atrocidades cometidas una y otra vez por quién oprime al otro.  Sin embargo, ningún ser humano podría vivir sanamente rememorando a cuántas personas torturó o fusiló, eso es una catástrofe de ser, una piltrafa.

Parodiando al poeta Dante, será necesario pasar por los infiernos, ¿sombras y diluirse para escribir poesía?  

No necesariamente para crear una obra o escribir un poema, debemos arriesgarnos a tan desagradable experiencia.  Debemos recordar, nuestras subjetividades reclaman, somos hijos del deseo y por ello los hombres “racionales” o no, se arriesgan a validar esas vivencias, un poco para llamar la atención, otro tanto en busca del anhelo fáustico o quizás para no ser olvidados. Esta estúpida trascendencia humana y más allá de lo humano, es lo que lleva a los seres a cometer toda clase de delitos, a violar normas, sólo por satisfacer sus apetitos. La clave está en sublimar el acto y no tomar el riesgo de vivir tu propio infierno.

Qué nos podrías decir de la literatura efímera, móvil, visible, existente ‘me ves luego existo’ de las redes y de otras lentas, cocidas ‘a fuego lento’, de re ’escrituras, corregidora, reposadas, que ya ni siquiera el escritor o escritora ansíe publicarlas.

Las dos son literatura, y lo son inevitablemente al traducir los signos, los acentos, los bemoles, esperanzas y desaciertos de lo humano. Una la efímera, está sometida a lo breve, temporal si se quiere, empero debe estar bien hecha. Así sea un ave de paso debe cumplir con ciertos requisitos para existir y asombrar, gustar, ser pasto de la duda y el desagrado.

En cuanto a la otra, esta sazonada por la paciencia, la revisión, en ocasiones obedece a un plan de trabajo, en otras es vitalista y experimental y surge como un elefante del sombrero de copa de un mago. Como creo en el oficio, para mí es digno de admirar todo aquel que celebra y   está atento a oficiar en su campo de acción, a sabiendas de que pueda o no haber méritos. La verdadera tentativa del escritor es aflorar la vida o nuestras vidas interiores o exteriores; friccionadas, superfluas, reales, descaradas. Esta escritura se hará literatura en la misma medida en que retemos al papel y a los personajes a rebelarse o revelarse contra todo lo establecido. Este es el verdadero prodigio de la literatura cocida, trabajada, es allí en medio del tedio, donde los duendes son aplacados, toda barbaridad ultimada y sublimada, incluso, es en el reposo donde la irreverencia de lo efímero, cobra sentido, ante el estado frío y calculador de quien corrige una y otra vez. Tanto así que si pierde sentido todo está letra construida, podemos decidir tirarla al bote de la basura.

Si tuvieras que seleccionar unos libros suyos, ¿cuáles serían y de algunos autores?

 De mis libros me encantan tres de poesía, a saber: Desadaptado, 2000; Elegías a Wölfing, 2003; Octubre Rojo, 2006. También desearía ver publicadas El lenguaje de los dioses, (Premio Calatrava Diario Antorcha, inicios del 2000) indagación sobre  el uso coloquial del habla;  las jergas. Trabajo sobre el lenguaje que no apunta, como creen los insensatos a una reivindicación del delincuente. El objetivo es recuperar, mostrar esa forma de expresión y valorarla. Obras teatrales: “Yo, solo Dios” 2005, “Monólogo para varias sombras”  y  Juan “La sombra” (versión del Macbeth de Shakespeare) década del  90. En el campo de la investigación, Todo lo que he escrito sobre César Rengifo, incluyendo el libro  digital “Rengifo, Total” Ediciones de El Perro y la rana, Caracas, 2015 ¿?  En cuanto a otros autores y  libros: El Mito de Amalivaca de los tamanacos,  El viaje de Meda̓ ‘ tia, de la cultura Yekuana entre otros. Quiero destacar también   a José Martí, Cecilio Acosta, Simón Rodríguez,  Andrés Bello, Key y Ayala, Miguel Acosta Saignes, M Briceño Iragorry, A Nazoa, J. M. Cruxent. Poetas: Castellanos, Job Pim,  la obra de J.A. Ramos Sucre  de Antonio Arráiz; Miguel Ramón Utrera,  Jesús Sanoja Hernández,  Guillermo Meneses, “Sale el  sol” de Álvaro Montero,  “Si el verano es dilatado” Luis Alberto Crespo,” Ojo de Buey”,  toda  La obra de Efraín Hurtado.  Los poemas de María Carreño, Sánchez Peláez, Lida Franco Farías, Eduardo Sifontes, Wafi Salih, Eugenio Montejo, Manuel Rodríguez Cárdenas, Nicolás Guillén. Los aportes del grupo 40º Grados bajo la sombra, Apocalipsis y Trópico Uno.

De los extranjeros prefiero a: Cervantes, Shakespeare, Goethe. Chejov, Stendhal, Faulkner, Melville, Onetti, A. Poe, Quiroga, Roa Bastos, J. Martí.Futuristas, dadaístas, surrealistas, pata físicos. Artaud, J L Borges, Cortázar.

Poeta Roger con el asombro una se queda lela o lelo y el trance a las palabras a la poesía, usted cómo las logra alcanzar, siendo las palabras un acto racional, ¿menos intuitivo?

Hago un esfuerzo por dominar mi otredad; aprovecho de manera insólita el descuido de mi YO para despojarme o asirme a aquel, al otro, el que conduce el timón, el adivino, el vidente.  También podría aducir que juego. Juego sobre todo a la magia; proscribo de mi lenguaje las palabras que me son inútiles e invito a mi fiesta a aquellas palabras que me seducen, me encantaría crear un lenguaje.

Crees que el covid amaina las tormentas del odio en la República Bolivariana de Venezuela o más bien las atiza y cómo se siente en el campo cultural y literario con ideologías polarizadas con escritores autoexiliados en el país, fuera de sus fronteras?  

El panorama es desolador. Aunque sería mezquino el trabajo realizado por el gobierno en la lucha para detener el covid 19. Nosotros no somos ni la sombra de lo que fuimos.  No sólo la tormenta interior, sino la procesión que todos cargamos metafóricamente. Existe odio y deseo de venganza todo ello conviviendo con las ganas de rehacer el país. Nuestro país no existe; la idea de nación se destaca en los papeles, pero en la praxis no se le ve.

No somos, procuramos encontrarnos, estamos a la vera de Dios, en múltiples caminos, desandamos, orbitamos, unas veces perdidos en nuestras interioridades otras veces en el extravío de los falsos mitos sobre la felicidad colectiva, la libertad y la participación ciudadana. Remítanse a los últimos acontecimientos referentes a la intervención de los partidos que no quieren acompañar al PSUV a las elecciones de diciembre 2020. ¿Es esto un acto demócrata, una postura socialista digna de ser observada? ¿Coartar la libertad del otro, es una manifestación de un orden de ideas pulcro y armonioso?  La aparición del Covid  y la declaración de cuarentena, significaron un alivio para este gobierno, ̶  en cuanto a las protestas ̶  y poder ejercer el control en la población, sin embargo, se ha saturado el ambiente de odio. Odio por no poder adquirir los productos de primera necesidad de manera solidaria, a precios acordes con muestro miserable sueldo. Odio por ver a nuestros gobernantes cada día bien alimentados y vestidos   con ropas de marca, odio por enterarnos de sus modos de vida, despilfarrando el dinero público que aun entra por la apertura de Arco minero, odio a los corruptos de ambos bandos, odio porque ambos negocian políticamente al país a sus libres conveniencias y ganancias.

Con respecto a la atmósfera donde deambulan nuestros creadores, es sutilmente pestilente.  No existe oportunidad para los pintores de negociar sus trabajos o mostrarlos y ponerlos en oferta. Si existía un alivio antes de la pandemia, se esfumó. Aquí reciben ayudas económicas y proyección los agentes gubernamentales, los enchufados. El resto es parte del olvido.  Somos accesorios, na hacemos falta. Los que más disfrutan son los músicos plegados al proceso, constantemente nos engalanan los oídos con sus últimas y leales composiciones.  Nuestra gente o jauría literaria muchos de ellos se han auto exiliado practican el ostracismo, tal parece no hay cama pa tanta gente. No existen políticas públicas claras, contingentes, Es éste un gobierno asistencialista y autócrata, del socialismo sólo le queda el nombre, pero según ellos, los ciudadanos de tercera, cuarta y quinta categoría estamos felices y celebramos complacientes a nuestros “salvadores”.

Debemos hacer un llamado y realizar una consulta nacional. Rehacer el país, reencontrarnos a través del diálogo. Nuestra economía está en la ruina, no existen incentivos para recuperarla, Todos los poderes y las mafias están dentro del régimen y sus aliados, incluyendo a los mantuanos. El gobierno debe estar controlado por civiles, por gente de elocuente probidad. los militares deben volver a sus cuarteles, no deben ni pueden controlar ningún cargo público, están comprometidos con la corrupción y otros delitos.

Qué es para usted, un escritor o escritora disidente y cree que para que el escritor sea independiente en su obra debería estar en la periferia de la cultura y cómo haría para zafarse del pensar binario, cuando no somos nada y tenemos nada, siendo la vida un regalo 

A mi manera de ver esos casos no se dan en nuestro maltratado territorio. Dichas manifestaciones pertenecen al primer mundo, citemos por ejemplo el caso de Jean Paul Sartre, pudo en su tiempo no sólo disentir, sentar precedentes, generar escándalos, incluso se negó a recibir el nobel de Literatura. ¿Eso, cuando se ha visto entre nosotros?, sólo hemos tenido estrellas fugaces, performativa, “tomadores de pelo” como la irreverencia de Argenis Rodríguez, luego sofocada por el sistema o el singular Luis Britto García, siempre polémico.

Un último ejemplo: las orientadoras opiniones del Dr. Arturo Uslar Pietri, sólo ideas, nunca derivaron en acciones directas, ni llamados a actos de rebeldía.  Podría ser que a la larga alguno de nuestros escritores logre mantenerse en la periferia con una producción tan singular que le permita vivir holgadamente y obviar el pensar binario. Incluso los que celebran en cada línea a nuestros gobernantes han tenido que cerrar filas y hacer coro en el Himno al Árbol y otras aburridas melopeas.

Nuestra disidencia está en la escritura nacida en las calles, en las paredes y baños públicos, en los que garabatean las casetas telefónicas y los autos abandonados, o gritan en las pulcras y mohosas paredes de las quintas de todo aquel que posee poder. Es esa nuestra escritura sin amo, ni orden.

Usted cree que la vida tiene sentido como nos decía Víctor Frankl o la vida no tiene ningún sentido (Cioran) o la vida es el proceso o preparatorio para morir (pensar del Budismo), sin el drama, angustia de la mente occidental  

Apuesto sin lugar a dudas a la noción que manejan los budistas. No tenemos, ni

debemos angustiarnos por algo tan natural como el nacer o el fallecer. Todos

nuestros actos no son más que aprendizajes. Hay que retornar Y desenvolverse.

Ya que “Nada puede ser de otro modo que como es”. Dejemos a la muerte ser, que

acontezca, el suceder es continuo e inminente, Tomemos el camino y hagamos el

viaje de la vida, sin ilusión, ni deseo, sin miedo, ni esperanza, sin arrepentimiento,

“sencillamente someternos a la armonía de la naturaleza”, Uno de nuestros

aprendizajes a resaltar, es prepararnos para ese gran acontecimiento, la muerte.

Transcurrir en el samsara.

 

                                         

De qué maneras crees que el covid  en una especie de homogeneizador, globalizador  influya  en la conciencia individual, colectiva y cósmica del ser humano y más en los artistas, poetas y habrá  alguna nueva toma de conciencia o seguiremos en el eterno samsara

 Nuestras formas de vivir y pensar, sean cuales fueren, nos llevarán luego de la aparición del Covid a un “muevo comienzo,” el cual tiene que ver con nuevas formas de socialización, acordes con esta nueva realidad, indagaremos en nuevas formas acercamiento y nuevas maneras de sentir y de ver el arte. Incluso sospecho se crearán ciudadelas donde sólo trabajaran robots y nosotros tenderemos que acatar ordenanzas y normas nacidas de regímenes totalitarios o pseudo totalitarios; otros modelos podrían ser la comunas libres y heterodoxas.  Lo que sí debemos advertir es el fin de   las bárbaras democracias tropicales y tercermundistas; todo aquel proyecto que no estén acompañados por la ciencia y la tecnología quedarán a la deriva y sus agotadas inteligencias tendrán que sucumbir. Estamos ante el nacimiento de un nuevo orden, el cual tiene que ver con nuevas formas de socialización, nuevos métodos de acercamiento para descolonizar nuestras ideas y proyectar a futuro una conciencia colectiva. En el caso de la América la ciencia y la superstición deben aunar esfuerzos. Recuperar el acervo social de nuestras culturas originarias, sus formas de vida y aplastar en definitiva las erráticas y colonizadoras ideas foráneas que han contaminado nuestra particular y diversa manera de ver el mundo y de entendernos. Debemos releer a Mariátegui sobre su caracterización del socialismo y a Cecilio Acosta en sus escritos sobre El libro sobre las palabras, la cultura y la educación: “Las Letras Lo Son Todo” Debemos tomar de allí la apuesta educativa y civilizatoria, divorciarnos en la construcción social de acciones guerreristas que distraigan el objetivo principal, crear la Nación. Usar las armas sólo en la defensa del territorio y sus pobladores y determinar el justo papel de las Fuerzas Armada, las cuales habrán de destacarse en los cuarteles, fronteras y todos aquellos lugares que correspondan a su índole. Jurídica, política y en el fuero ejecutivo   el poder civil sólo debe ser ejercido y controlado por los civiles y el pueblo.

 

 

 

Qué rescatarías de la razón científica, tecnológica y si pudieras realizar algunos cambios en que sería y otras miradas para refundarnos… 

           Algunos planteamientos de Aristóteles en la Política. De Platón sus diálogos. De Emmanuel Kant su crítica a la razón pura y sus categorías en cuanto a la razón a priori y a posteriori.  Sus dilucidaciones sobre la belleza. Del espíritu romántico la idea elevada de libertad, la defensa del oprimido su evocación y retorno a lo vetusto, a lo ruinoso, al vacío. Su entrega y defensa de las nuevas repúblicas, su filiación con la muerte. Tomaría de Cervantes y Shakespeare, de uno la sonata que nos brinda al mostrar lo material e ideal del hombre y del genio de Stratford Pon Avon su Museo de la condición humana. De Unamuno su recta posición de la cultura y el claustro universitario ante un general del franquismo. Las palabras de Fermín Toro ante la provocación de Monagas en Venezuela. Las ideas educativas de Simón Rodríguez, Cecilio Acosta. J.M. Briceño Guerrero Y Luis Bigott.

Lo primero que debemos reforzar es la confianza en nosotros como creadores, como miembros de una comunidad, local, nacional y universal.  Somos ese “pequeño universo” conformado por la liga de tres etnias esenciales nuestros aborígenes, primeros pobladores de este territorio, llegados acá hace quince o “los catorce mil años de vida creativa autóctona”, antes del primer contacto entre los habitantes de Paria al noreste de Venezuela  y los exploradores españoles.  El blanco español y el negro africano ahora mestizados, blanqueados, por supuesto se han ido sumando sucedáneos. , empero no debemos olvidar nuestras  subjetividades, nuestras herencias culturales aun prácticas y celebradas. Incluso nuestras formas organizativas, político, sociales no tiene porqué seguir patrones europeos o gringos, nosotros poseemos nuestras propias formas de socialización, nuestras creencias, ritos, música unívoca, sentires y pasiones que nos distinguen del resto de la humanidad. La revolución francesa o la forma de gobierno norteamericana, no tienen nada que ver con nuestros pareceres. De los blancos de Europa, podemos tomar la herencia libertaria que habita subyace en los concejos municipales o alcaldías de la España. La revolución francesa hoy día ya no tiene vigencia eso fue una revolución burguesa, aquí lo más cercano a esa clase social fueron los mantuanos y estaban contaminados como todos por nuestra particular y diversa formas de manifestar los principios de libertad, igualdad, justicia y propiedad. No imitemos lo que no nos corre por la sangre, primero lo nuestro, lo que hemos hecho nuestro, así sea de otro.

                        

                ¿Podríamos decir que en la República Bolivariana de Venezuela se desarrolla una cultura de la resistencia en todos los órdenes y qué observas en el ámbito literario?

 

                Aquí la llamada resistencia cultural se bifurca o mejor dicho toma varios caminos. Esta por supuesto la parafernalia de la resistencia cultural de los comprometidos con el chavismo, plena de buenas intenciones, en ocasiones son asertivos, dan en el blanco. Abren competencias como “Cada día un libro” democráticas y a su vez hacen sus llamados, a concursos ya viciados, donde es raro ver una voz disidente; un duro, de los que no apuestan ni a dios ni al diablo. En ocasiones se asoma un escritor emergente y pueda que obtenga la premiación.

En todos los ámbitos, ellos, los actores del chavismo, tiene a sus cuadros de la cultura haciendo y promoviendo su legado.  También existen los artistas, en este caso outsider que logran llevar a lugar sus objetivos: publicar un libro bajo el sello de editoriales privadas o participar en un recital en lugares ajenos a la oficialidad como la Poeteca. Existe igualmente una intensa actividad en el lado opositor.  También podemos notar, gente que se rebela y paren una editorial alternativa de calidad como “Madriguera” o surgen pasquines, boletines, páginas web u órganos culturales como “Al Vacío” en los Valles del Tuy, edo Miranda. Otra alternativa ha sido el graffiti, ha sobre salido el artístico visual, sin embargo, el poema libre escrito o borroneado en las paredes, es muy elemental y pobre en su mensaje. Necesitamos audacia en ese caso, así como mucha osadía y sabiduría popular al hacer teatro en las calles. Muy poco de lo que he visto me ha sorprendido.

Toda la música “revolucionaria” está de modé, necesitamos una verdadera revolución. ¿Cómo surge un canto nuevo, donde nada florece, respiramos decadencia, insalubridad, inseguridad e incertidumbre? El teatro de sala y la plástica muestran avances, empero, no hay muchos sitios donde mostrar y su alcance es siempre limitado. A veces algún pintor se fuga y expone fuera del país y esto le lleva a ser revalorado, visto, considerado. Actitud que está muy lejos de ser parte de la política cultural del Estado socialista.

Los poetas siempre rebeldes abundan, la mayoría muy jóvenes se lanzan a conquistar espacios, algunos muy buenos, puede que logren un status, sin embargo, de fondo noto mucho truco, insinceridad, mucho mago de feria y poco contenido en muchas de sus propuestas. Habrá que dejar que el tiempo madure sus hechizos.

Nuestra resistencia es en todos los ámbitos. Cultural per se porque nos manejamos en este universo.  Territorial por estar en contra de una intervención extranjera y en desacuerdo con las políticas fallidas de quienes nos gobiernan.  Su mala administración ha causado la quiebra de muchas industrias, de igual modo dejaron sin mantenimiento a una serie de empresas básicas. Dilapidaron los fondos públicos, su corrupción se comió el dinero, es decir, se beneficiaron con el Fondo Chino, con el Metro de Caracas, con PDVSA, con el ferrocarril, que jamás arrancó y con cientos de casos de corrupción y ninguno fue preso. Si bien es cierto que los gringos nos tienen ahogados con el bloqueo económico y que la oposición y los yanquis han auspiciado violencia y los representantes opositores se han enriquecido, también es cierto que los pendejos, los de abajo, no podemos hacer dinero extra a menos que unamos esfuerzos con estos bandos. Vivimos de un sueldo irrisorio, la mayoría de la gente humilde recibe bonos de guerra y bolsas del CLAP, es la forma de compensar, el desastre en el cual nos encontramos.  Obedecemos en una resistencia contra el Covid para no morirnos antes, resistimos, día a día porque queremos que este país cambie. El llamado es a una reconstrucción nacional, de lo que nos queda de país, de la sobra, de lo que no han podido negociar los nuevos ricos, los mantuanos, los bolis burgueses y la rapiña extranjera. Resistimos para poder fundar una nación. Este sueño llamado socialismo del siglo XXI no ES, sigue siendo un sueño irrealizado. Aprovecharon las circunstancias para enriquecerse. Aquí “aquí no ha pasado nada “como dijo hace décadas Ángela Zago.  Este modelo fracasó, estamos habitando la nada y sus partidarios que seguirán a pesar de venideros cambios, pululando por allí, fracasaron, no tienen ideología no son más que adecos y copeyanos y uno que otro anciano de la izquierda montados en el tren de la “revolución bonita”, que como idea posee cierto brillo y atracción, pero en la praxis, ellos, los líderes se enriquecieron de la noche a la mañana. Y nos dicen y decían “ser ricos es ser malos”, mientras ellos viven boyantes, con mansiones en el Country Club, habitando en el Este de la ciudad y en Galipán.   Además, poseen empresas propias, vehículos, varias cuentas bancarias en divisas. En suma, en medio de este horror, ninguno de ellos va preso, los premian con embajadas y cargos en los consulados de Venezuela en el extranjero. Los nombran ministros y/o los “guardan en el refrigerador”, como dicen ellos, para que la gente olvide el pecado del “revolucionario”.

No podría exagerar y decir que todos nuestros escritores y bardos, la suma de pintores, cantantes están en contra del poder establecido.  Aquí, se manifiesta resistencia desde la base social, así como se resiste desde la oposición o desde las estructuras mismas del poder. Artistas asalariados que fueron o son chavistas, se rebelan y encauzan su opinión a favor de un cambio, dado que aquí, no ha ocurrido ninguna revolución, en los términos de la violencia social, aquí hubo dos golpes de Estado en 1992 que fracasaron y a la cabeza de los mismos, estuvieron los militares seguidores del chavismo que ahora se reparten el poder y el botín.  La población no participó de estos hechos, muy poca población civil, e incluso al entregar las armas fueron fusilados los civiles, no los militares.  Los hechos anteriores del 27, 28 y 29 de febrero no eran un llamado a la revolución, fue una protesta social que se inició en  Guarenas y e incendió Caracas y muchas ciudades del país, le llamaron el Caracazo, debió llamarse el guarenazo y fue una rebelión popular reclamando contra las medidas impuestas por el FMI a la población venezolana y admitida complacientemente por el presidente  venezolano Carlos Andrés Pérez, como el pueblo no obedeció ese mandato y salió a protestar , el presidente ordeno disparar contra el pueblo. En ese momento el chavismo no existía y los militares dispararon contra el pueblo. Chávez y sus acólitos tomaron esa manifestación como un antecedente de los dos golpes de Estado fallidos, donde ellos fracasaron y manipularon políticamente para hacerse del Poder. Luego de la muerte de Chávez, todo comenzó a cambiar. Incluso violaron sus órdenes, entre ellas dijo a Giordani “no devalúes la moneda” y eso, fue lo primero que hizo el desgraciado al morir el presidente.

 

                   Qué piensas del mundo onírico y sueñas con mucha frecuencia  y algu

nos son recurrentes y nos podrías compartir?

 

             En el mundo de los sueños son innegables los aportes del recurso de la magia y superstición aborigen y sus mitos, así como los aportes dados por   S. Freud y sobre todo C. Jung.  Todo este poder revelador luego lo veremos florecer en el campo de las artes plásticas con los hallazgos ofrecidos por los artistas surrealistas. El universo onírico es para mí una carta de identidad como mi sangre.  Hace poco estuve en medio de lo que podríamos denominar estado de somnolencia. A manera de un vértigo caí en el pozo de los sueños  y me ví  reflejado en un sujeto que desanda hasta llegar a una encrucijada, una vez allí, me divido, logro ver el rostro del personaje y de cada uno de ellos  y resulta que irremediablemente soy Yo, a continuación uno de ellos  lee lo que reza la señalización , es decir el camino a la oscuridad,  otra señal  anuncia suma luz, la vía hacia el  resplandor, la tercera opción  propone  como destino el inframundo y el último  nos invita a un mundo verde. Mis cuatro personajes, cada uno de ellos acude a su destino, más Yo jamás volví a ser uno, sino muchos y no puedo dar fe de cómo finiquita el sueño en cada uno de mis yoes involucrados.

Quisiera citar un caso aparte de un fenómeno que calificaré de “aparición” para no entrar en detalles. En el año 1991 en agosto o septiembre, creo que cercano a la muerte de mi hermano Jaime, llegando a casa en horas de la madrugada, observé a tres perros amarillos hermosos, ellos me ladraban sin signos de violencia. Y este hecho luego viene a corroborarlo en medio del sueño a eso de las 1:00 am el día 28 de diciembre del mismo año, vi a seis perros extraños, diminutos y regordetes que me ladraban en la puerta de mi casa.  Luego, me levanté a tomar nota de lo ocurrido. ¿Casualidad o causalidad? ¿Qué deseaba comunicarme mi difunto hermano?

Por los años 60 el poeta costarricense Jorge D Bravo nos decía: Del porvenir abrazado en la Humanidad y otras utopías devenidas del Mayo Francés y de Tlatelolco como otras y usted que piensa de la función de las utopías y en especial en Latinoamérica.

Primero las utopías son lugares que no existen. Las utopías por supuesto que pudiesen ser realizadas, sin embargo, la creada alrededor de la América tejida por los españoles jamás se consolidó. La Ciudad de Dios, sólo estuvo en la mente de su creador. Estas utopías son la cuna de la prevaricación de los Cronistas de Indias y de los políticos fabuladores, creadores de sociedades que sólo existen en la perturbada mente de ellos. Porque jamás cristalizan el sueño colectivo de la felicidad. El sueño que ellos han logrado es el del enriquecimiento ilícito. Otra variante es que no llevan a cabo la utopía   porque quienes las auspician no están interesados en realizarla. Ejemplo, la Revolución del Siglo XXI. ¿Dónde está? una cosa es decir y otra es hacer. Nuestra América, antiguamente denominada Abya yala  por los originarios manejó mitos muy cercanos a ese ser que convivió en nuestro territorio,  en la Edad del bronce y creo al hombre tamanaco, ese es Amalivaca, todo esto nació antes de la llegada de los invasores.

Sin embargo, se dice que la América es un mito, creado por los invasores. El encuentro entre europeos y americanos nos rebasó a ambos. Para los europeos pasó mucho tiempo antes de asimilar   el impacto que produjo el encuentro.  La América es un espejismo, una fabulación hecho por los europeos, construida a su medida y donde jamás evitaron la catástrofe de la desaparición en masa de sus primeros habitantes y luego de la explotación y sojuzgamiento de la poca gente del lugar que quedó y del sometimiento de un nuevo sujeto oprimido, se trata del hombre y mujer africano traído a la fuerza a este continente.

Aquí la utopía posible es dejar de ser espejismo para hacerse realidad

Aquí la utopía posible es construir una sociedad donde exista el decoro, que podamos edificar nuestros sueños a partir del trabajo y la educación y por supuesto el goce, debemos gozarnos, disfrutarnos, querernos. ¿Qué se puede esperar de gente que no se estima?

Para ello se necesitan nuestra reconciliación y de hombres probos, ungidos de decoro, no apestosos leguleyos y sofistas de turno quienes se prestan a engañar a la población, mientras ellos disfrutan de la fortuna adquirida  tras engañar al incauto.

Aquí la utopía posible es la de nuestra redención ante cualquier opresor, la búsqueda de nuestra unidad de criterios en medio de la diversidad, la convivencia de todos los que hacen parte, el trabajo en común, el encuentro diario y el diálogo para superar nuestros inconvenientes. Nada de ideas importadas que no tengan que ver con lo nuestro, ni de extranjeros que vengan a perturbar nuestros suelo e idiosincrasia.

Poeta usted que piensa del proceso de lectura del codificar palabras, del lenguaje oral y eso que la vida se vive en los libros y se haya endiosado al logos y muchas veces se infravalora a otras formas de lecturas y se aprecia al escritor por la cantidad de libros publicados o incluso la vida del autor está separada de su obra literaria.

Cierto es, que podemos recrear en los libros muchas de las actividades de la vida diaria y por supuesto que la lectura es un viaje maravilloso a regiones inexploradas, certezas, sueños y fantasías. Y que la escritura se corresponde con un elevado grado de cultura y educación. Empero la verdadera vida se vive confrontando la realidad. Y sin lugar a dudas no es saludable endiosar al conocimiento, la certeza y la verdad como atributos racionales, inclinando la diferencia hacia la superioridad. No olvidemos que   nosotros hacemos parte de la sabiduría que puebla nuestra cultura oral americana, somos y pertenecemos al acervo de nuestros mitos donde nos reencontrarnos y rehacernos para iniciar una vez más nuestras formar de pensar, amar, saborear y construir. Existen muchos tipos de lectura que jamás podremos obviar, entre ellas la lectura del cuerpo, la lectura del celuloide, nuestras lecturas simbólicas adosadas a las piedras, los quipus, lo árboles.

En nuestro acervo está la lectura ancestral de nuestras voces, escuchar a nuestros antepasados relatar desde nuestros viejos y sabios y chamanes nuestras subjetividades.

Allá, aquí, ahora y en el futuro la palabra se hace magia, se diluye en los ríos de nuestra sangre, nos susurra, nos habla y nos grita lo que verdaderamente somos lo que siempre hemos sido hijos de la Abya yala. Por ello es pertinente valora re ̶ valorar, rescatar, promover nuestra oralidad como un aspecto diferenciador y destacable de nuestras formas de decir, donde cobren renovada vida nuestras sabidurías colectivas, nuestros sincretismos a veces barrocos, otros real maravilloso, promoviendo ya no al Logos occidental, ni al fatuo escritor divorciado de su obra. Propiciando a nuestros soñadores, pescando en el gran río de la vida las imágenes que nos unifican y nos hacen comunes en el viaje eterno de la imaginación hacia el proyecto de ser en la unicidad, distintos y diversos reunidos en el vínculo de ser parte de Venezuela y de la Abya yala.

Amigo Roger cómo integra las artes de actuación, la pintura con la poesía y cuál de ellas desarrolló primero y cree en el desarrollo integral de las Artes, ¿por qué

El viejo problema de la síntesis de las artes fue resulto hace mucho tiempo desde los terrenos del teatro, más adelante logró expresarse en la arquitectura, la ópera y en ámbito del cine. Por ejemplo, el teatro que me gusta escribir y llevara a escena obedece con todo y limitaciones a este fértil terreno de la síntesis de las artes como expresión humana.

Mi teatro está cargado de poesía, con todo lo que el feliz término conlleva. Así mismo trato de integrar la imagen en movimiento o cinematográfica heredada de las enseñanzas de E Piscator y, debo agregar a seguidores como Meyerhold, Max Reinhardt, Adolfo Appia y…., Gordon Craig,  A. Artaud, Pina Baush, Heiner Müller  y otros.

Donde abundan elementos dados en las artes plásticas, como en el papel que jugó la Bauhaus   y las propuestas del Teatro de la Crueldad, a cuyo autor considero mi padre escénico. Combino el teatro de calle o popular con elementos del cabaret. Hasta llegar al teatro performántico, aleatorio en cuya impronta hay un cambio de paradigmas. Todo este entramado de formas y manifestaciones del arte está aunado a sensibilizar a la población, hacerles ver que a través del arte podemos adquirir conocimiento, saberes, jugar, disfrutar y sensibilizarnos. En la sensibilización y formación de ideas está el meollo de nuestro crecimiento como personas. Ideas y amor para construir un nuevo ciudadano. No un rechazado, un enfermo que crea que los demás son culpables de su pobreza, los resentidos sociales terminan siendo usados por los representantes de las ideologías. Debemos generar armonía, potencia, deseos de cambio con el criterio de un ciudadano ejemplar, no con piltrafas.

El sutil equilibrio que debe lograse en el mensaje, debe ser recíproco con la síntesis de las expresiones artísticas. Aclaro que, en mi obra, toda búsqueda, bien sea pictórica, narrativa, musical o teatral, tienen su origen en la poesía. El ars poético es equilibrio, guía y mi amuleto de la buena suerte.

La ficción es un espejo de la vida, a veces distorsionada, a veces cruda y sin mediación.  ¿No hay ficción tan horrorosa como la vida (Joyce Carol Oates) que opina sobre esa sentencia?

Podríamos decir que la vida es la madre de todas las ficciones. Podemos hacerla más atroz, menos vivible. Hacer literatura de predicción sobre esa realidad y no dejar nada en pie. También tenemos la opción de jugar a la imaginación, a la construcción de imaginarios y perdernos en el laberinto fascinante de la ficción creando y recreando mundos, echando cuentos, contando historias. Creo al final que desde la ficción o la realidad siempre haremos lo mismo, la cuestión está en saber que pastilla te tomas,  la de la realidad o la de la ficción, un poco lo que ocurre en el film  la  Matrix y muy parecido a lo que nos  sucede a diario  en  esta Tierra de Gracia, cada vez que releo la novela 1984 de George Orwell o la logro ver reproducida en el DVD. Aquí cabe la famosa sentencia, mal parafraseada por mí, que reza “entre la realidad y la ficción sólo le separa una línea invisible”

¿Usted cree que los premios son necesarios para visibilizar al escritor o artista, cuando sé que están previamente cocinados? Señale sus críticas

Todo depende de la política que sobre el premio en cuestión generen los promotores, bien sean de índole privada o del gobierno de turno.  Supongo que, a la larga, muchos de esos premios se contaminan, así como podría asegurar que mucha gente honesta les trabaja a los organizadores de esos premios y no admiten ser engañados

Uno participa en los certámenes, obedeciendo una serie de parámetros, si no está de acuerdo no entra en el juego y punto.  Si es que existe un dejo de honestidad en los miembros del jurado y organizadores del premio. Ese reconocimiento recaerá sobre un artista igualmente probo. Siempre podrá ocurrir lo contrario, si es así y dicha premiación hace parte del Control de determinada organización o del Estado, entonces estamos ante la presencia de la miserable condición a la que nos han arrastrado, muy común en estos tiempos en todos los ámbitos de la política.

Hay movimientos literarios o culturales de vanguardia o del gobierno u otras invisibilizados Underground?

Sospecho que esta pregunta ya la he contestado. Te cuento, movimientos Underground hay muchos, con el gobierno y con la oposición.  También pululan los anarquistas; los que andan en la búsqueda de una nueva identidad; los desplazados

de todo orden y por supuesto los oportunistas están en todos los guisos y hoy los vemos chavistas a ultranza y mañana será cualquier cosa.  La vanguardia de la resistencia no ha calado, la promovida por la derecha en medio de aciertos y desaciertos no ha logrado consolidarse y la de los chavistas  los caracteriza su inconstancia, su falta de visión,  muchos deseos de aparecer, retratarse, hacer dinero,  ser premiados, pero no de perdurar de dejar un legado, es muy triste. Algunos movimientos literarios, nombres: Grupo de poetas “Andrés Eloy Blanco” las chicas del grupo “Toda la poesía en la voz”; “Al vacío” grupo interesante de los Valles del Tuy en Miranda; los seguidores del “chino” Valera Mora preñados de buenas intenciones, están ensayando maneras de hacerse sentir, espero lo logren. La Espada Rota no ha dado señales de vida. Algunos poetas han tratado de organizarse bajo la férula de Aquiles Nazoa, debemos darles tiempo, la poesía es tiempo, paciencia, reflexión y vuelo.

 ¿Te parece un martirio o heroicidad o que piensas de seguir viviendo en Venezuela?

Es un martirio puesto que la gran mayoría de la población está padeciendo el rigor de las medidas coercitivas impuestas por los EEUU, sumado a esto, hemos tenido que aguantar hechos de violencia por ambas partes. La oposición y su ceguera política y la estulticia gubernamental que cree que todos son sus enemigos sino les son fieles y leales como perros.

Y por último la llegada del covid sumado a la declaración de cuarentena. Con mucho dolor aquí ha caído gente honesta de ambas partes, eso es heroicidad, gente que no pidió nada a cambio y sirvió de carne de cañón a los intereses de ambos contrincantes.

A mi parecer, con todo lo que acarrearlo que expreso, hubiese preferido una confrontación con cualquier enemigo con las armas en la mano. Que este viejo truco de salvar al pueblo, que no se lo cree nadie, ni el Dr. José Gregorio que está estrenándose en el oficio de la santidad. “! ¡El pueblo se salva solo!”, no necesitamos pactos y mucho menos con militares.

Con una guerra hubiésemos vivido la tragedia y estaríamos ya en una etapa de purificación, reconstruyendo a nuestra manera lo que nos pertenece el país.  Los otros bárbaros, estarían agotados y sacando cuentas de que les falta por robar,

¿En qué momento crees que el escritor debería dejar de escribir y publicar?

Cuando se seque la fuente, cuando el río se detenga, cuando no llueva más en su imaginación o en su alma.

Por qué crees que a unos escritores se les publica casi todo, por no decir eso, y a ótros esperan décadas o nunca se les publican, y qúe ha pasado con las políticas de pubicación de cada día un libro, la red de escritores socialistas, las imprentas o el perro y la rana, ¿los escritores inéditos…?

A esos denominados escritores que se les publica todo en este territorio, es debido a su filiación y parentesco con denominados grupos de poder. Nuestros mantuanos han sido representados por escritores de esa estirpe, donde todo lo que escriben es publicable. Y los que gobiernan desde hace más de 20 años en estos parajes, también tienen sus escritores. Crean premios, crean sus becas sólo para ellos, sus viajes sólo para ellos, sus concursos sólo para beneficio de ellos. Es decir, donde sólo serán premiados y auspiciados ellos.  Creo que siempre ha sido así, cuando Gómez ejercía su dictadura, nombres de “ilustres” ciudadanos “honrados” y escritores le hacían fiesta y por supuesto eran premiados.  Al llegar Cipriano Castro al Poder hizo lo mismo, alabó y premió a sus contertulios. Y el maricón traidor, que se creía Bolívar, Antonio Guzmán Blanco obvió e hizo morir en la indigencia a Cecilio Acosta, expulsó del país a muchos letrados, incluyendo a un cubano maravilloso llamado José Martí.   Así funciona el poder, sea quien fuere el que gobierne.

Estas políticas públicas de índole cultural como Cada día un libro, la cesta Ticket  para adquirir publicaciones (Cesta Libros) fueron borradas  de la faz  de nuestras conquistas. La Red de Escritores Socialistas, caricatura de lo que fue en sus primeros tiempos de creación, ha ido mermando su actividad debido a su mala gestión, al despilfarro y la corrupción reinante. Sólo unos cuantos, de ellos aliados de Farruco S, ex ̶ ministro de Cultura ahora en el consulado en  Vigo, España, lograron hacer fortuna.  La Seguridad social del escritor que era el sueño tras la creación de la primera Red de Escritores (2003), los funcionarios a cargo la volvieron sal y agua y ninguno ha pagado cárcel. Las imprentas paralizadas, El perro y la rana soñando con sus tiempos de gloria, publicando a las plumas sagradas del sacro socialismo del S. XXI. Los escritores inéditos a menos que aniden en grupos subterráneos de publicación o en los equipos editoriales de la oposición, jamás verán la luz sus proyectos.

Que se puede esperar de un país en ruinas, nosotros los de abajo no tenemos pensión, ni seguridad social.  Una verdadera conquista sería que los venezolanos al jubilarse recibieran un porcentaje de la renta nacional, del PIB, por haber trabajado sin descanso, viviendo mal y pagando impuestos, sosteniendo a todo el que llega al poder hablando estupideces y saqueando el erario público.  Otra solución sería que, a cada corrupto, aparte de pagar prisión.  Se le despojen de todos sus bienes, por lo menos hasta la generación de sus abuelos, con ese dinero se crearía un fondo de ayuda a los miles de familias necesitadas. Estas tareas serán vigiladas por el Poder Judicial y éste a su vez vigilado por la Asamblea Nacional.

¿Hay crítica literaria en nuestro país y crees que se debería desarrollar y para qué?

Por supuesto que la hay y magníficos escritores y críticos, Lo que ocurre es que no dejan que se desarrollen o avancen, no se les ofrece ningún tipo de ayuda y si la ofrece el Estado es siempre una limosna al escritor. Una manera de los burócratas decir que están haciendo algo y los escritores que se están redondeando la arepa.

Esto debe terminar, es una irresponsabilidad del gobierno.  Otro fenómeno es que desean que escribas para ellos sin asomar ninguna opinión crítica o en contra.  No hay derecho a la disidencia, En Cuba, país socialista pero honesto, los escritores todos son subsidiados y promovidos por el Estado, incluso reciben un sueldo. En nuestro “valle florido” estos manganzones, cuando se intenta hacer algo noble a favor de los escritores como La Red Nacional de Escritores en sus primeros  tres años o cinco de  vida, llegan los enchufados y lo  primero que crean  es zozobra, se adueñan del dinero,  público, se lo roban, se lo tragan y  luego muy orondos quieren ser re ̶  elegidos para un cargo público  y ninguno cae preso, Su pago al Estado  radica en su silencio cómplice  y en el voto a favor del chavismo.

Crees que el fracaso ayude a los escritores y ese sufrimiento se pueda a transformar en obra de arte

Todo eso depende de la personalidad del escritor. Me imagino que algunos aprovecharán las caídas, fracasos para realizar su obra. Empero, siento que la vida de un escritor no es sólo fracasos, la vida, es un conjunto de situaciones agradables o no y si puedes o debes sacarle provecho a determinado material, hazlo y luego se verán los resultados. Herman Melville conocía a detalle la vida de los marineros y nos legó una serie de relatos y novelas que recuperan esas experiencias; Campeones de Antonio Arráiz y Memorias de un venezolano de la decadencia, obedecen a vivencias personales en la lucha contra una dictadura. Henry Miller en algunos de sus títulos, convierte en literatura sus aventuras amorosas. Núñez Cabeza de vaca, nos narra, sus vivencias en un naufragio y cómo fue aceptado por una comunidad aborigen y así pudo salvar su vida. El criollo Ramos Sucre vivía atormentado con el insomnio, su obra es maravillosa, ¿Y su vida? “Papillón” el francés, nos narra sus experiencias al sobrevivir a la cárcel en la Isla del diablo; Dostoievski  nos cuenta  sus días de prisión   en “Desde el subterráneo” y A. Rimbaud, su poesía es un resumen de desordenada existencia, cuya obra hoy nos asombra, mientras  que para él, esa experiencia fue un rotundo fracaso, todo lo contrario ocurrió tras la experiencia del exilio vivida por Miguel Ángel Asturias y  A. Roa Bastos, a ambos benefició el divino peregrinar.

Estimado poeta podría darnos una semblanza y autopercepción de usted  en estos momentos.     

Como la mayoría de la población humilde en el extravío y el desamparo producto de este desconcierto de nombre Venezuela. Tratando, como todos los que padecen esta incertidumbre de hallar un camino, una luz que nos saque del laberinto y a partir de allí reconstruir, plantearse un nuevo derrotero.

En mi situación de escritor, en una madurez decantada y fértil, sólo perturbada por la pandemia moral, económica y el Covid 19.

He escrito recién desde hace unos cinco años, varios libros de poesía, algunas obras dramáticas y artículos u ensayos. Ahora mismo me he sumergido en un proyecto narrativo ambicioso y otra obra teatral. Esto sumado a mis líneas de investigación, a saber, la obra de Rengifo; algunas observaciones sobre los ritmos caribes o escritos varios sobre el habla, la identidad u observaciones sobre A. Artaud, Bekett y otros autores teatrales, me persuaden de seguir construyendo mi universo personal aunado al destino de esta Tierra de Gracia.  En el campo de la pintura, tengo invitaciones varias para mostrar y consolidar mi obra. Me han coqueteado desde los sets de cine para cumplir compromisos como actor y algunas panas de la escena intercambian una obra de teatro por unas cuantas monedas o un montaje con brillo.  Si me toca dejar la pequeña Venecia, será para hacer más grande a mi país, para ennoblecerlo, no para degradarlo con la miseria y la pena. Si existe la justicia poética, me haré grande. Esta pútrida sociedad de cómplices donde me desenvuelvo le debe a cada venezolano, real y medio de fortuna.

Por: Ana Anka