Hoy en día tenemos el grato privilegio de conocer desde un clic a personas de cualquier parte del Planeta, siempre es un honor coincidir con quienes apuestan por la solidaridad, el amor, la amistad y el humanismo, nuestro invitado de hoy es José Luis Ortiz Güell, escritor, poeta, periodista, columnista internacional, gestor y promotor cultural, nació el 11 de julio de 1967 en Zaragoza, España.

José Luis, es autor de varias novelas, obras de teatro y de innumerables artículos en los cuales siempre habla con gran maestría sobre diversos temas, la mayoría de sus obras son inéditas a excepción de los artículos que constantemente son publicados en distintos periódicos y revistas de España y Latinoamérica. En esta entrevista conoceremos brevemente de su trayectoria literaria.

Desde estas líneas y a través de este distinguido medio extendemos nuestras más sinceras felicitaciones de cumpleaños que este 11 de julio está cumpliendo 54 años de su natalicio, felicidades amigo, lo mejor de la vida hoy y siempre para ti. A estas felicitaciones se unen amigas y amigos de distintos países: Yared Ayala, Alejandro Rejón Huichin, Ana María Ayala (México), Elisa Mascia (Italia), Tania Anaid Ramos González, Azula (Puerto Rico), María Beatriz Muñoz Ruiz (España), Norma Beatriz Daleiro (Uruguay), Elías Mondragón Herrera, Luciana Irigoin (Perú), Ligia Calderón (Costa Rica), Mayté Bonilla (Honduras), Wilson Rogelio Enciso, Wilson Escobar Gaviria (Colombia).

De izquierda a derecha:
José Luis Ortiz (España), Yared Ayala (México), Carlos Jarquín (Nicaragua), Tania Anaid Ramos González, Azula (Puerto Rico), María Beatriz Muñoz Ruiz (España), Norma Beatriz Daleiro (Uruguay), Elías Mondragón Herrera (Perú), Ligia Calderón (Costa Rica), Ana María Ayala (México), Wilson Rogelio Enciso (Colombia), Elisa Mascia (Italia), Luciana Irigoin (Perú), Alejandro Rejón Huichin (México), Mayté Bonilla (Honduras), Wilson Escobar Gaviria (Colombia).

Les comparto un vídeo sorpresa para este gran poeta, escritor, amigo, pero sobre todo un gran ser humano.

Entrevista

Todos los escritores, poetas y artistas en general descubren sus talentos en edades diferentes. ¿Cuántos años tenía José Luis Ortiz cuando despertó en él su talento literario?

-La verdad que muy temprana apenas con 13 años escribía mis primeros poemas y realmente me la despertaron dos libros “Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach y la conocida “El principito” de Antoine Saint-Exupery que he leído al menos cinco veces en diferentes épocas de mi vida.

Escribes novelas, obras de teatros, guiones de cine, poesía, artículos de opinión y también realizas entrevistas, ¿Cuáles de estos géneros cultivas con mayor frecuencia? ¿Cuál de estos géneros es tu preferido y por qué?

-Por número artículos. En el tiempo que dedico, la novela. Si bien dispongo de una buena colección de poemas desde que comencé con 13 años y que hasta pasados los 25 eran habituales. Desde entonces me dediqué más a otros y fue cuando escribí mis primeras obras de teatro antes que novelas. Por guiones solo uno que fue la adaptación de la obra teatral dramática “El sonido del Silencio”.

¿Cuáles son los temas que tienen más relevancia en tu obra literaria?

-La evolución personal de una persona con sus diferentes épocas, tristezas, alegrías y emociones y todo ello girando alrededor de ese motor universal y eterno que es el AMOR y que se manifiesta en todas sus vertientes como es la amistad, la familia y la búsqueda eterna de la felicidad.

Una novela, excepcionalmente, trata sobre aventuras y fue un regalo personal a una buena amiga y mejor escritora como es María Beatriz Muñoz.

Eres autor de las obras de teatro Cena en Dos (Comedia), Sonido del Silencio (Drama) ¿Cuándo escribiste estas obras y cuándo las publicará?

-Tienen muchos años y la verdad que no me lo he planteado.  La de Cena en Dos es la más reciente. Pienso que lo más interesante es que a alguien le interesase para llevarla a los escenarios, pero la verdad que ahora en estos tiempos inciertos del COVID-19 no es el mejor momento. Quien sabe, ya se sabe, el hombre propone y Dios dispone…

Háblame en síntesis de tus novelas; Soledad: querida dictadura (bajo pseudónimo), Puente en la niebla, Recuerdos futuros y El último desayuno (en preparación).

  • Soledad: querida dictadura es una novela que contiene dos novelas. La historia de una persona que nace después de la Guerra Civil española y su evolución hasta su muerte. Una historia que gira en torno del amor de una mujer que fue la que le cambió la vida. Una obra con un final claro y por otra parte que se centra en la historia de un médico divorciado que va a un campo de refugiados y simula la escritura de la historia que he citado antes y que se la pasa a su amigo ingresado en el hospital y esa novela no tiene un final determinado, depende del lector. Dos historias de superación que se entrelazan.
  • Puente en la niebla, es la novela que se publicará este año con la prestigiosa editorial Ediciones Kuelap de Lima Perú, que dirige el gran escritor y  poeta Elías Mondragón Herrera. Es la historia de un gran funcionario de la ONU en Nueva York, divorciado que se topa con varias personas, mujeres, Mónica, Nicole y Norma que le descubren la realidad de la vida. Amistad, lealtad, amor, dolor y ante todo esperanzas en una evolución necesaria que le da la luz a su existencia gris. Habla de amistad, de almas gemelas y de superación y de logros.
  • Recuerdos futuros, es una novela que podría encuadrarse en el “realismo fantástico” que comienza en la pandemia y que termina en el año 2049. De ahí el título de Recuerdos futuros. El centro de la novela no es tanto los personajes, el protagonista es la historia. Una misma realidad que es vivida por diferentes personas, aunque en un primer momento de la impresión de historias paralelas y todas poco a poco están conectadas. Trata sobre la causalidad, pues no existe la causalidad y como todo de alguna forma está conectado e interrelacionado.
  • El ultimo desayuno, sería la historia, no la segunda parte de Puente en la niebla, aunque si se podría encuadrar en esa opción, una novela en la que se aclara la historia y de alguna manera se centra en el desarrollo personal de dos de los principales personajes de Puente en la niebla. En ello estoy y la verdad que es la misma novela la que está marcando sus ritmos y sus tiempos. Siempre he dicho que Puente en la niebla tenía algo de magia, pues, El último desayuno sería la guinda de ese maravilloso momento de magia.  La magia existe que nadie lo dude.

Puente en la niebla, será publicada con la editorial Ediciones Kuelap, ¿Qué significa para ti publicar en Perú esta obra?

-Un honor inmenso, así como una gran ilusión pues de alguna forma es una conexión con ese maravilloso mundo que es Latinoamérica y con una serie de personas que nos une la cultura, unos objetivos comunes y tengo la impresión que eso no es más que el germen, la semilla de una nueva realidad que puede trascender fronteras.

-Además que puedo decir que Elías Mondragón, uno de los más prestigiosos escritores y poetas, con una sensibilidad especial, además de un gran editor se haya fijado en mi obra. En definitiva, una aventura estupenda que es el comienzo de una nueva y hermosa realidad.

¿Qué tanto hay de autobiográfico en Puente en la niebla?

-Tiene demasiada conexión con mi vida, y realmente siempre me he sentido muy identificado con David, el protagonista. Mientras la escribía se generó una conexión muy especial y la verdad que muy difícil de expresar con palabras. Solo puedo hablarlo así desde la máxima humildad.

A lo largo de tu carrera literaria has utilizado varios seudónimos, ¿puedes mencionarlos?

-Paolo Da Santos, como escritor, y Carlos Nakens, en especial en artículos políticos.

¿Para cuándo piensas publicar un libro de poemas?

-No lo sé, pero quien sabe quizás pronto. Es simplemente una intuición, pero la verdad no lo sé.

Eres graduado en Magisterio, tienes un posgrado en Informática, también cuentas con un Máster en hipnosis clínica (terapia alternativa). ¿Qué te ha motivado hacer periodismo y desde cuando los haces?

-Empecé con 18 años, haciendo entrevistas a famosos que después intentaba vender a diferentes periódicos y con ello me pagaba pequeños gastos. Lo dejé y lo volví a retomar gracias a Contraposición.org que me dio la oportunidad de volver, a la revista One stop que dirige la escritora María Beatriz Muñoz Ruiz  y como no darte personalmente y públicamente, las gracias, eternas,  a ti Carlos por ser el que mi introdujo en el fabuloso mundo de la prensa en América Latina.

No me olvido de Wilson Escobar con su gran periódico y gracias eternas por darme la acreditación como corresponsal internacional de su periódico El Querendón.

Si no ocurre nada en septiembre seré colaborador de uno de los grupos de prensa, el segundo más importante de España en el periódico de Aragón y que estoy deseando poder participar y agradecerle a su director, Nicolás Espada ese privilegio.

¿Qué representa para ti ser columnista de distintos periódicos y revistas nacionales e internacionales?

-Una gran experiencia en la que solo espero poder ayudar a todos los que lean mis modestas columnas y opiniones que siempre las escribo con la clara intención de mejorar en lo que esté en mi mano esta sociedad en la que todos somos iguales vivamos en el barrio que vivamos, España, Colombia, Nicaragua, México, Perú…. En definitiva, la Tierra no es más que una gran ciudad que compartimos diferentes barrios que son los países y donde todos somos ciudadanos y hermanos.

¿Qué es lo que más te produce felicidad en esta vida?

-Yo creo que la felicidad solo tiene un camino, y es AMAR con mayúsculas y la vida nos colocará al sentirnos queridos por aquellos que importan.

¿Qué opinas del origen de la Covid-19?

-Algo muy complejo para lo que no me siento capaz de opinar, para ello están los técnicos y especialistas que se están dejando la piel.

¿Qué lecciones de vida has aprendido desde que llegó la Covid-19?

-Importantes lecciones de vida, humanidad, humildad y especialmente la importancia de la palabra Solidaridad y Colaboración para poder avanzar.

¿Qué es lo que más aprecia de tus amigos y por qué?

-Apreció su cariño, su tiempo, su honestidad y en especial su amistad que algo maravilloso en si mismo. El porque creo que es obvio.

¿Qué es lo mejor que te han aportado las amistades cibernéticas a tu mundo literario?

-Han aportado multitud de valores y por ello estaré infinitamente agradecido, pues han logrado que mejore y evolucione en el terreno literario, pero valoro especialmente que he conocido a personas realmente formidables a las que no he conocido personalmente, pero que ya ocupan puestos relevantes en mi corazón y a quienes les doy mi sincero abrazo y les mando todo mi cariño. Gracias por estar ahí.

¿Has tenido relación directa con Latinoamérica en tu trayectoria personal y profesional?

-Pues, la verdad que aparte de estar encantado de tener esa posibilidad por vía digital que las nuevas tecnologías permiten la verdad es que hace muchos años tuve contacto directo con la realidad de Latinoamérica. Hace ya años como siempre estaba involucrado en temas sociales y tuve la ocasión de participar con una ONG de los Escolapios, SETEM, en un programa de cooperación educativo que se hizo en Ecuador en Gun Grande y realmente el viaje fue así de Madrid-Miami, Miami-Guayaquil y de Guayaquil fuimos a nuestro destino pasando por Quito y ahí estuvimos todo el verano.

De paso casualmente desde estas líneas mandar también saludos afectuosos a la cantante Gabriela Franco que es de Guayaquil, tierra que vi solo en el aeropuerto, pero que es muy hermosa tanto como su gente, además tuve la suerte de aprender algo de Quechua. Una experiencia no solo gratificante, sino que me ha enseñado mucho y que no he olvidado, ni olvidaré. Ecuador se quedó una parte de mi corazón ciertamente una tierra maravillosa.

¿Por qué leer y recomendar el trabajo literario de José Luis Ortiz?

-La verdad que no soy capaz de decirlo, pero si puedo ratificar que he puesto mi alma, mi sentimiento y mi corazón en ello y lo que entrego en mis obras no es más que parte de mi ser, de mi corazón. No sé si eso bastará para recomendar la lectura de mis obras, eso está en manos de los sabios y ávidos lectores que miran normalmente desde la emoción, más allá de las palabras.

Son ellos los que tienen la última palabra.  Gracias a todos. A ti Carlos por la entrevista y a los lectores por haberme cedido parte de su valioso tiempo, gracias de corazón.

Por: Carlos Javier Jarquín