Entrevista, al poeta mexicano Álvaro Vallarta

554
alvaro-Vallarta
Carlos Javier Jarquín con Álvaro Vallarta

2000). Es un joven que a obtenido muchos éxitos literarios, (del 19 al 24 de marzo) estuvo en Costa Rica, participando en diferentes presentaciones literarias,  les comparto una entrevista que le hice a este exitoso escritor sobre su admirable trayectoria literaria. Actualmente estudia el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria 5 José Vasconcelos.

En 2018 fue becario en el Festival Cultural INTERFAZ. Ha participado en conversatorios sobre su obra y la poesía mexicana en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la FIL Palacio de Minería, en la Universidad Nacional Autónoma de México y en Seúl, Corea del Sur. Su primer libro “La patria íntima”, (UNAM, 2018) resultó ganador “ex aequo” del Premio de Poesía Joven UNAM 2018 junto con “Cosas inútiles y otros poemas” de Iván Palacios Ocaña.

¿Por cuántos días fue tu gira en Costa Rica? ¿Qué tal la pasaste?.

Álvaro: – Seis días que se pasaron como agua. Han sido días felices, tranquilos, días con amigos, días para compartir en lugares amorosos con la poesía. Estoy agradecido para siempre con esta tierra. Agradezco al Grupo literario Poiesis por tenerme tanta buena fe y a la UNAM por fomentar el diálogo a través de la poesía.

¿Qué tal te ha parecido la poesía costarricense, especialmente juvenil?

Álvaro: -Me ha sorprendido la vitalidad poética costarricense, es una tradición que no le pide nada a la tradición mexicana ni a la de ningún otro país. Yo llegué muy ignorante de la poesía costarricense y ahora no podré vivir sin ella. Llevo en el corazón los versos recién descubiertos de Carlos Villalobos, Lucía Alfaro, Ronald Bonilla, Carlos E. Rivera Chacón y José Pablo Marchena. También reafirmo mi lealtad hacia la poesía de Julieta Dobles.

A partir de hoy Jorge Debravo forma parte de mi santoral poético. Entre las propuestas más jóvenes me parece que destacan Byron Ramírez, Danny Drachen y José Ignacio Aru por su autenticidad, pasión y conocimiento.

¿Cómo describes el derroche de poesía que se festejó en el Instituto Cultural de México de los Yoses, San José, este pasado jueves 21 de marzo, donde poetas costarricenses leyeron sus poesías y a grandes e inolvidables bardos mexicanos?.

Álvaro: -Fue una noche inolvidable entre amigos de distintas edades literarias. Asistimos a una reunión de siglos y distancias. Soy testigo del dialogo entre poetas de Costa Rica y México; un diálogo entre generaciones que probablemente nunca van a coincidir en persona, pero pueden entablar amistad desde ahora.

Pienso: ¡Cuánto le aprendió Lizalde a Jorge Debravo! ¡Qué buenos amigos hubieran sido Gerardo Cascante y Rubén Bonifaz Nuño! ¡Cuánto de Sabines rescata en su poesía Marianela Tortós Albán!. ¡Qué orgullo esta sangre tica que corre por vena tan mexicana!

¿Cuáles son los temas que más te inspiran a escribir?

Álvaro: -Los temas que me interesan son el amor como consigna, la amistad como poética, el tiempo del peatón que no tiene tiempo para pensar en la poesía, el dolor de los que se quedaron sin palabras ante la injusticia, los enamoramientos fugaces, la defensa de la política, la historia universal, las biografías extrañas, el erotismo sin clichés, el cine, la pintura, la insensata costumbre de escribir poesía sobre la poesía y la incomodidad de los lugares comunes.

En tu poemario “La Patria íntima”, hay un poema que tiene este mismo nombre, comparto la siguiente estrofa: “¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en Nicaragua tu pupila azul, ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?, Nicaragua eres tú” (…). ¿Qué te inspiró a escribir este poema? ¿Cuándo lo escribiste?

Álvaro: -Sé por qué preguntas sobre ese poema.

El poema lo escribí hace un año durante el Encuentro Internacional de Poesía en la Ciudad de México. Ahí conocí al gran poeta y traductor nicaragüense Francisco Larios. Yo constantemente veía la indignación de mi maestro Larios en redes sociales por lo que ocurría en Nicaragua, leía sus críticas al gobierno del dictador Daniel Ortega y casi podía sentir su angustia. Durante el Encuentro todos los poetas invitados expresaron su solidaridad con Francisco como representante de Nicaragua. Hasta Elena Poniatowska dijo unas palabras solidarias para Nicaragua y para Larios antes de la lectura de poesía. Yo escogí dejar testimonio en mi primer libro de una herida centroamericana que me toca vivir a través de medios, poemas y poetas…

Decidí informarme más sobre Nicaragua (algo que deberían hacer todos los costarricenses). El poema La patria íntima da cuenta de dos circunstancias, la personal y la colectiva. Digo Nicaragua y no México porque veo la patria como una circunstancia y no solo como territorio. Mi poesía pertenece al territorio de México, pero mi sentimiento le pertenece a la circunstancia político-social de Nicaragua.

¿Qué géneros has traducido? Y de ¿Cuáles poetas has traducido su obra literaria?

Álvaro: -Solo he traducido poesía. Traduje la Oda a la Inmortalidad de William Wordsworth para la Revista Literaria Taller Ígitur y traduje a la poeta polaca Julia Szychowiak para Círculo de Poesía.

Para la Feria Internacional del Libro, (FIL, 2018), participaste en un conversatorio sobre tu poesía y de otros autores mexicanos. ¿Fue tu primera participación o ya habías tenido otras participaciones?

Álvaro: -Fue la primera participación y muy emocionante, por cierto. Ahí conocí a Benito Taibo un extraordinario autor que admiro gracias a mi novia. Para él fue el primer libro que firmé en mi vida.

¿En que año estuviste en Seúl capital de Corea del Sur? Y ¿cuál fue el motivo de tu visita a ese país asiático?

Álvaro: -Estuve ahí en 2017. El motivo lo sigo descubriendo porque de la Feria del Libro de Insadong aprendí bastante, así como del diálogo con estudiantes de la Universidad de Corea, también aprendí mucho de la soledad en otro idioma. No era un país que tuviera planeado visitar, aterricé esperando motivos para estar ahí y no los conozco todavía porque no he regresado poéticamente de Seúl.

La Patria íntima, es tu primer libro publicado (UNAM, 2018) resultó ganador ex aequo del Premio de Poesía Joven UNAM 2018, junto con “Cosas inútiles y otros poemas” de Iván Palacios Ocaña ¿Qué contenido trasmites en este poemario? Y ¿Dónde se puede adquirir?

Álvaro: -Quiero transmitir la relación que existe entre las circunstancias interiores (personales) y las circunstancias exteriores (colectivas), transmitir de qué manera lo que le ocurre a nuestro país nos ocurre también a nosotros en un nivel personal. Asignar una territorialidad al pensamiento y a la angustia, trazar la geografía de una pasión, describir las emociones como espacios.

Mi libro en México se consigue en cualquier librería de la UNAM, en Costa Rica lo pueden conseguir en la biblioteca Carlos Monge Alfaro de la UCR.

¿Qué premio obtuviste en 2017?

Álvaro: -En 2017 gané el primer lugar del Concurso Interpreparatoriano de Poesía, un concurso donde participan alumnos de los nueve planteles de la Escuela Nacional Preparatoria. Sin embargo, quedé en segundo lugar de Ortografía ese mismo año, así que probablemente mi poema ganador anda malo de acentos y esas cosas.

¿Cuáles son lo poetas que han influenciado en tu obra literaria? Y ¿Por qué?

Álvaro: -Responderé con los poetas que están presentes en mi libro.

Antonio Machado por ese compromiso social que mantuvo siempre con la inteligencia. José Emilio Pacheco porque convertía con técnica el tema más ordinario en una pieza de orfebrería lírica. El poeta palestino Mahmud Darwish por su resistencia sentimental y su moraleja de imágenes contradictoriamente bellas para el desierto. Alberti, Hernández y García Lorca por el ritmo y las imágenes. Eduardo Lizalde por la autenticidad de su obra poética. Borges por la habilidad para trenzar inteligencia con evocaciones. Octavio Paz por ser el primer poeta que comprendió mi soledad y mi país al mismo tiempo. Y el gran poeta Luis García Montero porque cambió mi vida.

En tu poema, “Soneto Alt Literature”, el primer verso dice: “Me declaro enemigo del soneto” ¿Por qué te declaras enemigo del soneto?

Álvaro: -No es precisamente que me declare enemigo del soneto, me declaro enemigo de un nocivo criterio anacrónico que solo identifica poesía con metros y rimas. Me declaro en contra de esos analfabetos reaccionarios que todavía piensan que el verso libre no es poesía. Considero que ya no es tiempo de acatar ciegamente esos prejuicios, pero en ese texto quise jugar con las reglas de su juego rimado, matarlos con sus propias armas y metros.

Información: https://facebook.com/profile.php?id=100002587866010

Por: Carlos Javier Jarquín
carlosjavierjarquin
Escritor y poeta