Como un reconocimiento especial a la ingeniería antioqueña, calificó EPM el galardón otorgado en Brasil por la Comisión Internacional de Grandes Presas (ICOLD, por su sigla en inglés) a la presa de la central hidroeléctrica Porce III, en operación desde el año 2010.

La ICOLD es una ONG internacional que promueve el intercambio de conocimientos y experiencias en ingeniería de presas. Esta organización dirige sus acciones a asegurar que las presas sean construidas de manera segura, económica y sin provocar efectos perjudiciales al ambiente. Fue creada en 1928 y cuenta con 87 países y más de 7.000 miembros individuales, entre los que se cuentan ingenieros, geólogos y científicos de organizaciones públicas y privadas, firmas consultoras, universidades y empresas constructoras.

EPM, como miembro activo y uno de los fundadores del capítulo Colombia de la ICOLD, participó en el último congreso que tuvo lugar en Brasil, donde se reunieron los más destacados especialistas del mundo en esta materia para dar cuenta de las experiencias y el estado del arte en esta tecnología. En ese marco fue presentada la presa hidráulica de Porce III como un desarrollo emblemático mundial, y recibió el premio por el grado de complejidad de la obra, los retos técnicos que se debieron superar en la etapa constructiva y el comportamiento que ha registrado desde que entró en servicio.

Porce III, que forma parte de la cadena de aprovechamiento del río Porce, se localiza en jurisdicción de los municipios de Amalfi, Guadalupe, Gómez Plata y Anorí, en el Nordeste de Antioquia. Con una capacidad instalada de 660 megavatios (4 turbinas tipo Francis, cada una con 165 megavatios de potencia), es hasta el momento la central más grande del sistema de generación de EPM.

La presa de Porce III tiene 148 metros de altura y es del tipo enrocado con cara de concreto. Durante la construcción de la obras principales (presa y casa de máquinas) se excavaron aproximadamente 5.7 millones de metros cúbicos de tierra, en corte abierto, y en corte subterráneo se excavaron alrededor de 1.7 millones de metros cúbicos. En rellenos para la presa se utilizaron 4.2 millones de metros cúbicos de enrocados.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente