Internet ha cambiado la forma de consumir información. Según los últimos datos de Google, se estima que en el año 2020 por primera vez los usuarios invertirán más tiempo en ver vídeos online (84 minutos de media), que frente al televisor.

YouTube nació en año 2005 como una herramienta para subir y compartir videos, basada principalmente en el entretenimiento. Sin embargo, ha ido evolucionado hacia una plataforma social que abarca cada vez más campos comunicativos.

Esta plataforma acoge todas las variedades de formatos audiovisuales, desde blogs, entrevistas, documentales, programas, películas, vídeos musicales, entre otros, además de permitir subir contenido a cualquier tipo de usuario, organización o marca. Grandes, medianas y pequeñas empresas, ONGs e incluso la Administración Pública están utilizando YouTube para hacer llegar su contenido a los usuarios. De esta forma, YouTube ha evolucionado hasta desarrollar funcionalidades propias de los medios de comunicación tradicionales.

Por una parte, emite contenido variado en cuanto a temáticas, como cualquier medio de comunicación clásico: música, entretenimiento, información, opinión, entre otros. Por otra, ha adquirido las características propias de la televisión como la fragmentación de horarios la gestión de la audiencia o la financiación publicitaria. Y como ocurre en la tele ha servido para convertir en ídolos o famosos a determinados comunicadores.

A pesar de que la consideración hacia los medios de comunicación tradicionales va asociada a un mayor rigor y profesionalidad en sus noticias, debemos tener en cuenta que cada vez más grupos de medios están abriendo sus propios canales en YouTube para compartir contenidos. De hecho, YouTube se posiciona cada vez más como fuente de información.

Los “mass media” clásicos se definen por su capacidad de transferir información a un público masivo y por su capacidad de influencia en la difusión de mensajes. En ese contexto se incluyen tradicionalmente la televisión, prensa y radio. Si estamos de acuerdo en que YouTube es una plataforma de entretenimiento y de información ¿por qué no denominarlo como un nuevo medio de comunicación masivo?

Como consultores, YouTube se presenta como una herramienta más a tener en cuenta a la hora de desarrollar una estrategia de comunicación para una compañía. Es una plataforma que todavía presenta margen de crecimiento y en el que las producciones se están profesionalizando cada vez más a causa de la publicidad y la llegada de las marcas. Si además añadimos que permite interacción con los usuarios y que a diferencia de la televisión, no es un medio controlado por una minoría, apostamos porque la alianza entre YouTube y la comunicación vayan de la mano en los próximos años.

Conociendo esto, te invitamos dar click aquí para realizar una encuesta que nos ayudará mucho.