Escritoras panameñas presentaron sus libros en París

646
De izquierda a derecha: Corina Rueda Borrero, Nicolle Alzamora Candanedo y Flor María Muñoz Bañales, Fundadora y Directora del Encuentro de Literatura Hispanoaméricana en París. Septiembre, 2020.

La Embajadora Cultural méxico-panameña Flor María Muñoz Bañales, es Fundadora y Directora del “Encuentro de Literatura Hispanoamericana en París”, este pasado 29 y 30 de septiembre del presente año, con gran éxito se conmemoró el, IV Encuentro de Literatura Hispanoamericana en París, en el Instituto Cervantes de París. La presidenta de honor de este encuentro fue Rocío Durán-Barba escritora de origen ecuatoriano residente en Francia.

En este encuentro estuvieron presentes autores de Latinoamérica, España y países hispanohablantes del mundo. La iniciativa de la señora Flor María es promover la literatura de Latinoamérica en Europa. Este año las representantes de Panamá fueron dos jóvenes talentosas. Gracias a Flor, tuve el placer de contactarme con estas dos promesas de la literatura Hispanohablante, con gusto  ellas nos comparten brevemente la mágica e inolvidable experiencia de su participación en tan distinguido evento literario, donde la mayoría de los participantes fueron presenciales. También nos comparten un mensaje dirigido a los escritores emergentes.

¿Qué significó para ti estar presente en el IV encuentro de literatura Hispanoamericana en París? ¿Qué mensaje le envías a las nuevas voces literarias?

  • Nicolle Alzamora Candanedo: Para mí participar en el IV Encuentro de Literatura Hispanoamericana fue, en primer lugar, un gran honor. Fue un verdadero privilegio compartir mis historias en un sitio como el Instituto Cervantes de París frente a escritores de toda la región. Estoy muy agradecida con Flor por crear y mantener este espacio de intercambio y conexión entre escritores y amantes de la literatura en español, y por abrir las puertas a escritores jóvenes para darse a conocer.
  • Mi mensaje para las nuevas generaciones de escritores es que sigan escribiendo, que sigan haciendo lo que los apasiona. Que se mantengan siempre abiertos a aprender de quienes los han antecedido y de sus colegas, y que se esfuercen por crear lazos con la comunidad de escritores incluso más allá de sus fronteras.
  • Corina Rueda Borrero: En lo personal, solo la idea de haber podido estar en París y compartir mi poesía ante diferentes autores internacionales, e invitados, fue otro paso para abrirme un camino más amplio en las letras. Usualmente las letras panameñas no se les conoce mucho, pero haber podido ser embajadora de mi país en este ámbito me hace sentir que el legado de autoras que me precedieron no queda en vano, y de alguna forma también llevo los sentires y reivindicaciones de mi época. El presentar todo esto en Paris, ciudad de las luces, que gozo entre sus calles de la pluma de Cortázar, Vallejos y Duras, o del ímpetu de Beauvoir, es un privilegio, y me hace pensar que esta utopía del oficio poético es cada vez más real.
  • No sé qué tan emergente sigo siendo ya que estoy en la escena poética de Panamá desde el 2015, y mi primer premio importante, el Premio Nacional de Poesía Gustavo Batista Cedeño lo obtuve en el 2017, así que más que todo daría este mensaje como escritora joven, que creo que aún soy con 29 años. Lo primero sería decirles que la escritura es un oficio como cualquier otro. No es un hobby. Segundo, al ser algo para lo que somos escogidas y decidimos hacer, hay que tratarle con la honra que merece cualquier otro oficio en el mundo y dedicarle tiempo. Tenemos el deber de dejar en cada letra nuestra piel y el alma. Leer, para nutrir la mente. Vivir para escribir con causa. Y pensarse continuamente. Tercero, y último, es necesario no enamorarnos de nosotras mismas cuando escribimos. No hay peor enemigo para quien escribe el creer que todo lo que emana es poesía y es publicable. Está permitido equivocarse y tachar, dejar al texto respirar, corregir, demorar dos años en publicar ese libro porque una vez que se va las palabras ya no son más nuestras, sino de quien las necesita.

Síntesis biográfica

Nicolle Alzamora Candanedo (Ciudad de Panamá, 1992). Egresada del Diplomado en Creación Literaria de la Universidad Tecnológica de Panamá. En 2015 obtiene la primera mención honorífica en la cuarta versión del Premio Diplomado en Creación Literaria. En 2016 publica su primer libro “Caminando en Círculos”. En 2017 gana la sexta versión del Premio Diplomado en Creación Literaria con la obra “Desandanzas”.

Corina Rueda Borrero (Ciudad de Panamá 1991).  Escritora, abogada feminista y activista de derechos humanos. Ha recibido diversos premios literarios y reconocimientos, destacándose el Premio Nacional de Poesía Gustavo Batista Cedeño 2017 y Reconocimiento de Joven Sobresaliente de la Junior Chamber International por su contribución a la niñez, paz mundial y Derechos Humanos en 2018. Su trabajo poético y artículos de opinión se encuentran en diversos periódicos, revistas, antologías y blogs. Es autora del poemario Ayer será otro día (2018).

Por: Carlos Javier Jarquín
Carlos Javier Jarquin
Escritor y poeta