La infanta Pilar ingresó en el centro hospitalario el pasado 5 de enero donde recibía las visitas del rey Juan Carlos y la reina Sofía.

En el hospital Ruber internacional fallece la infanta Pilar este miércoles como consecuencia de un cáncer de colon.

El rey Juan Carlos se acercaba en un coche con los cristales tintados y sin hacer declaraciones para darle el que ha sido su último adiós a su hermana la duquesa de de Badajoz. “Está muy malita la pobre», declaró Juan Gómez – Acebo unas horas antes del fatal desenlace.

En febrero del año pasado la infanta fue trasladada de urgencia desde Mallorca a Madrid para ser operada de una obstrucción intestinal . En verano padeciera de una bajada de defensas que la llevó a estar unos días hospitalizada en la clínica Rotger de Palma de Mallorca.

Hace pocas semanas con motivo de una nueva edición de rastrillo de Nuevo Futuro, la hermana de don Juan Carlos contaba a Vanitatis “hay días que vienen bien y otros peor, que es lo que sucede con esta enfermedad, y doy gracias a Dios de poder estar viva y que ustedes me puedan preguntar. Tengo que ver la parte buena, que he perdido kilos porque me sobraban un montó”.

Por línea paterna, la infanta Pilar de Borbón era nieta del rey Alfonso XIII y de la reina Victoria Eugenia y por parte materna del infante Carlos de Borbón – Dos Sicilias y de la infanta Luisa de Orleans; la duquesa de Badajoz es la primogénita de los condes de Barcelona – Don Juan de Borbón y de Doña María de las Mercedes-, hermana del rey Juan Carlos I y de la infanta Margarita de Borbón y tía del actual monarca, Felipe VI.

Doña Pilar de Borbón fue una mujer amable, humanitaria, protectora de España desde su niñez.

La pérdida de su hermana mayor ha sucedido solo tres días después de que don Juan Carlos cumpliera 82 años. El rey se encontró muy afectado ante lo que fue el último adiós. La infanta siempre demostró estar orgullosa de su sobrino, Felipe VI, y así lo expresaba siempre, doña Pilar siempre apoyó el papel que la mujer de su sobrino realiza como reina. En noviembre del 2003, Doña Pilar no faltó al anuncio del compromiso matrimonial.

La capilla ardiente de la infanta será instalada en su domicilio de Madrid, en la vivienda que tiene lugar en la urbanización Puerta de Hierro de Madrid. para el velatorio. Gran parte de la familia reunida y muy afectada en su último adiós. Su hermano y su cuñada doña Sofía, la han acompañado hasta el último momento.

“Transmitimos nuestro más sentido pésame al rey Felipe VI, a su padre Don Juan Carlos y a toda la familia Real por el fallecimiento de la infanta Doña Pilar de borbón. Lamentamos la pérdida de quien fue ”una gran infanta española que ha dedicado su vida a proyectos sociales. Descanse en paz quien nunca perdió su sonrisa y apoyó con amor el reinado de su hermano el rey Don Juan Carlos”.

Por: Osiris Valdés López

OSIRIS VALDEZ
Escritora, pintora, locutora y poeta.