Tras las fuertes precipitaciones que han azotado a todas las regiones de Venezuela, ha aumentado la envergadura de la caída del agua del Salto Ángel, en el Parque nacional Canaima, en el estado Bolívar.

“Jamás había visto al Salto Ángel con semejante aguacero desenfrenado.
La euforia absoluta, los alaridos, la locura.
La abundancia.
El agradecimiento infinito.”
Arianna Arteaga Quintero (Twitter)