El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó en su página web las sanciones económicas para 13 funcionarios del gobierno bolivariano.

Se trata de sanciones de carácter económico, individuales, y no en contra del pueblo venezolano.

Entre los sancionados se destacan:

  • Rocco Albisinni Serrano, presidente del Cencoex
  • Alejandro Fleming, viceministro de Europa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela
  • Franklin García, ex director nacional de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)
  • Elías Jaua, jefe de la Comisión Presidencial de Venezuela para la Asamblea Constituyente y ministro de Educación
  • Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral; Carlos Pérez, director nacional de la PNB; Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz
  • Sergio Rivero Marcano, comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana
  • Tarek William Saab, defensor del pueblo
  • Jesús Suárez Chourio, comandante general del Ejército Bolivariano de Venezuela
  • María Iris Varela, miembro de la Comisión Presidencial de Venezuela para la Asamblea Constituyente
  • Simón Zerpa, vicepresidente de Finanzas de Petróleos de Venezuela

Si los sancionados o sus familiares, esposa o hijos, tienen visas de residencia en Estados Unidos, de inmediato les serán revocadas.
Las sanciones llegan hasta líneas aéreas y de transporte marítimo o tren. Quienes les vendan boletos sufrirá el cierre de la empresa, por ejemplo

Estados Unidos decidió imponer las sanciones contra individuos por presuntos abusos contra los derechos humanos y corrupción, salvando por ahora al país sudamericano de sanciones financieras o “sectoriales” más amplias contra su vital industria petrolera, aunque estas medidas están siendo consideradas.

La iniciativa está encaminada a mostrar al Gobierno  de Maduro que Trump está dispuesto a cumplir con su amenaza de imponer “acciones económicas fuertes y rápidas” si sigue adelante con sus planes para realizar el domingo una votación destinada a establecer una Asamblea Constituyente que según los críticos aumentará fuertemente el poder de Maduro, dijeron las fuentes.

Los activos del solo El Aissami ascienden “a cientos de millones de dólares”

El Gobierno de EE.UU. aseguró hoy que los activos congelados al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, a quien impuso sanciones en febrero por sus vínculos con el narcotráfico, son mayores de lo anticipado y se elevan “a cientos de millones de dólares”, reseña.

“El Aissami y (su colaborador Samark) José López Bello tenían mucho más dinero de lo que anticipábamos”, dijo a periodistas un alto funcionario del Gobierno de Donald Trump, que pidió el anonimato.

En concreto, agregó, “el valor de sus activos congelados es de cientos de millones de dólares”.

El funcionario estadounidense subrayó que “es chocante ya que El Aissami tiene una prolongada carrera en el Gobierno”, y “habla a las claras de la descontrolada corrupción y el narcotráfico en Venezuela”.

En febrero, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, afirmó que las sanciones impuestas a El Aissami y López Bello habían resultado en la congelación de “decenas de millones de dólares” en sus activos bajo jurisdicción de EE.UU., la gran mayoría en propiedades inmobiliarias en el área de Miami y que incluían un avión privado.

El anuncio se produjo a la vez que EE.UU. imponía hoy una nueva ronda de sanciones económicas a 13 funcionarios y exfuncionarios del Gobierno venezolano por abusos contra los derechos humanos, corrupción y acciones para minar la democracia, y con el fin de presionar al Gobierno de Nicolás Maduro cuatro días antes de la elección de la Asamblea Constituyente.

¿Y cómo les afectan estas sanciones a los funcionarios venezolanos?

Para la abogada y especialista en la materia Thays Peñalver, lo primero que hay que saber es que “los sancionados por Estados Unidos se convierten en ´parias internacionales´, ningún banco del mundo podrá abrirles cuentas nunca más“, eso significaría que estas 13 personas, donde figura la presidente del CNE, Tibisay Lucena, estarían vetados de por vida en bancas internacionales.

Peñalver: “Si los sancionados o sus familiares, esposa o hijos, tienen visas de residencia en Estados Unidos, de inmediato les serán revocadas. Las sanciones llegan hasta líneas aéreas y de transporte marítimo o tren. Quienes les vendan boletos sufrirá el cierre de la empresa, por ejemplo”.

Otro de los aspectos a considerar y que están inmersos dentro de las sanciones impuestas, según la especialista es que por ejemplo todo el dinero del mundo pasa por los controles de los Estados Unidos, eso es toda la banca mundial, por lo que el banco que en cualquier rincón del mundo le abra una cuenta a un sancionado por Estados Unidos, será penado con el cierre de la entidad.

“EEUU permitió que a lo largo de estos años funcionarios chavistas corruptos llevarán a ese país sus dineros robados a Venezuela. La compra de bienes muebles e inmuebles y apertura de cuentas bancarias de los funcionarios y sus testaferros les permitió a ellos tener un mapa”.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente