Amazon tiene grandes planes para su servicio de entrega a domicilio mediante drones, Prime Air, que podría complementarse con un centro de distribución aéreo a modo de nave nodriza desde el que saldrían los drones más pequeños.

Esta nave más grande se situaría a gran altura, 45.000 pies (a más de 13 kilómetros), y serviría de centro de operaciones, con los productos preparados para su distribución, como explica la patente de Amazon publicada en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

Los drones más pequeños recogerían los paquetes en este centro de distribución para posteriormente dirigirse a su destino. Otro tipo de drones, o naves pequeñas, se emplearían para reponer las existencias en la nave nodriza, o el combustible o atender cualquier necesidad que surgiera en las alturas.

Amazon Prime Air es el servicio de entrega mediante drones de la compañía, que este mismo mes ha completado con éxito su primera entrega real a domicilio. El paquete, según explicó el CEO, Jeff Bezos, se entregó en apenas 13 minutos, en la región de Cambridge, en Inglaterra.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente