Este parche ciborg puede curar enfermedades del corazón

122

CorazónUn equipo de científicos de la Universidad de Tel Aviv en Israel ha diseñado un parche ciborg para tratar las enfermedades del corazón. Es tan eficaz que sus desarrolladores consideran que su descubrimiento tiene potencial para revolucionar por completo la investigación cardíaca. 

Se trata de una solución que combina tejidos vivos con componentes electrónicos, lo que permite que el material supere las capacidades que presenta el tejido humano por sí mismo. Tiene la propiedad de expandirse como nuestro corazón, con la ventaja de que se puede autorregular gracias a una máquina. “Con este parche de corazón hemos integrado electrónica y tejido vivo”, asegura el profesor Tal Dvir, director de la investigación. “El tejido biónico que hemos producido es viable, lo que garantiza que el órgano funcionará correctamente”

El parche biónico ha sido diseñado para ser un sustituto funcional de los tejidos que han sido dañados de forma permanente después de un infarto. Su espesor ha sido optimizado para efectuar el trasplante, y la ingeniería que integra detecta de manera automática las funciones del tejido, respondiendo a los estímulos eléctricos.

Se empleará como un reemplazo del tejido orgánico y también tendrá la capacidad de monitorizar el funcionamiento del órgano de manera remota. Las células vivas se contraen y se expanden y sus componentes electrónicos hacen posible que el parche regule la función del corazón mediante una máquina.

Además, también tiene la propiedad de liberar medicamentos directamente en el organismo del paciente. Esto es posible gracias a los polímeros electroactivos de los componentes electrónicos, que pueden liberar medicamentos bajo demanda, como factores de crecimiento o moléculas pequeñas.

El objetivo de este parche biónico es que pueda recuperar el tejido del corazón después de un infarto u otra enfermedad cardiovascular, permitiendo además que el órgano se autorregule. Así, por ejemplo, en caso de detectar una inflamación, el parche liberará un fármaco anti-inflamatorio para resolver el problema.

Los investigadores están estudiando la manera de aplicar esta tecnología también al cerebro y a la médula espinal.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente