Estos 5 mitos de supervivencia que en realidad te podrían matar

364

La idea de lograr sobrevivir en la naturaleza puede resultar emocionante. Para prueba todos los shows que muestran los métodos de supervivencia de profesionales.

Pero sobrevivir en las duras condiciones de la naturaleza no es algo simple y la mayoría de las lecciones no pueden ser aprendidas a través de la televisión. De hecho, algunos de los ‘consejos de supervivencia’ que hemos escuchado durante años son completamente incorrectos. A continuación desmentimos cinco de estos:

Mito: Puedes absorber el veneno de una mordida de serpiente.

Realidad: Si la mordida inyecta veneno, éste entrará inmediatamente en el flujo sanguíneo. Poner tu boca en la mordida añadirá bacterias a la herida y puede hacer que entre veneno en tu boca y esófago.

Si alguien es mordido por una serpiente, trata de mantener el ritmo cardiaco bajo y sostén la extremidad afectada por debajo del nivel del corazón mientras van al hospital más cercano.

Mito: Si te ataca un oso hazte el muerto.

Realidad: Si estas en el bosque y ves a un oso, el consejo general es que te alejes haciendo el menor ruido posible. Si estás en tu patio o cerca de un campamento, enderézate lo más que puedas y has ruido, lo que esperemos asuste a la criatura.

Pero en el caso de un ataque, tu estrategia de reacción depende del oso  y del tipo de ataque. Nunca te hagas el muerto si se trata de un oso negro – siempre pelea de vuelta.

En la mayoría de los casos, los ataques de osos grizzli son para defenderse a si mismo a sus crías. En estas ocasiones el oso intentará alejarte haciendo ruido y pretendiendo atacarte.

Aléjate lentamente del oso. Si el oso hace contacto, finge estar muerto acostado boca abajo y cubriendo tu cuello con tus manos. Pero en el inusual caso de un ataque predatorio, que llega sin aviso (o si parece que el oso te está acechando), lucha por tu vida.

Mito: Si estás perdido en un área silvestre debes encontrar alimentos inmediatamente.

Realidad. Puedes sobrevivir hasta seis semanas sin alimentos. El tiempo exacto puede varias, dependiendo del punto de inicio y otros problemas de salud, pero encontrar agua y refugio debería ser tu prioridad.

Mito: Los fluidos de un cactus pueden salvarte de morir de sed.

Realidad: Si tienes la suficiente experiencia para elegir un tipo de biznaga de la cual puedes filtrar agua, esto podría funcionar. Pero la mayoría de las veces el fluido de los cactus te enfermará, provocándote vomito y haciendo que pierdas el valioso liquido que tanto necesitas para mantenerte hidratado.

Mito: El musgo siempre crece en el lado norte de los árboles.

Realidad: El musgo puede crecer en todas las partes del árbol, dependiendo de las condiciones ambiental. No dependas en este folklore para guiarte.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente