Colombia, un país conformado por municipios muy visitados y otros casi recónditos en los que fácilmente se puede perder el aliento gracias a su gastronomía, cultura y sus agradables habitantes, por esta razón, queremos que conozca algunos de los pueblos más lindos y más concurridos del país.

Barichara (Santander).

Conocido como “el pueblito más lindo de Colombia”, se encuentra en el corazón del departamento de Santander, a cuatro horas de Bucaramanga, su capital. En 1.978 recibió el título de Monumento Nacional, y su nombre, en la lengua de los guanes, significa “lugar de descanso”.

barichara+1

La iglesia de la Inmaculada Concepción, el mirador, la capilla de San Antonio, el Parque del Cementerio, el Camino Real (que conduce a Guane), el Puente Grande y la plazuela de Santa Bárbara son algunos de sus atractivos turísticos. Además, es el lugar de Colombia donde más se produce la hormiga culona.

Aguadas (Caldas).

Sus turistas han quedado fascinados por su arquitectura en las haciendas cafeteras, sus cultivos de café, su folclor y por la amabilidad de las personas.

aguadas+1

Fue fundado en 1808 y desde entonces han procurado conversar las tradiciones y las costumbres de un típico ‘pueblo paisa’. Este municipio es reconocido en todo el mundo por sus artesanías en palma de iraca, como el sombrero aguadeño.

Monguí (Boyacá).

En el departamento de Boyacá existen varios pueblos que son patrimonio, uno de ellos, Monguí. En este municipio aún se conservan el pasado indígena y la arquitectura colonial, que se representa en sus casas antiguas y calles empedradas, que hacen de este lugar uno de los pueblos más hermosos de la región.

Monguí+1

Se caracteriza por la tranquilidad y hospitalidad de sus habitantes. Además, en cada esquina es posible encontrar fábricas de balones de fútbol.

Villa de Leyva (Boyacá).

Fundado el 12 de junio de 1572 y declarado monumento nacional en 1954. Hace parte de la memoria histórica de Colombia gracias a su patrimonio arquitectónico y cultural que lo han convertido en un destino turístico para nacionales y extranjeros.

villa de leyva+1

Las calles en piedra, las casas de fachadas blancas y la plaza principal, son característicos de la historia colonial de Villa de Leyva.

Mompóx (Bolívar).

Mompós, Mompoj, Santa de Cruz de Mompox o la “Ciudad Museo” es una isla rodeada por el río Magdalena. Fue la segunda ciudad del país en ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.995, siendo ya Monumento Nacional desde 1959.

mompox+1

Es un escenario exquisito. Arquitectura española en combinación con los aires caribeños, familias de aves que posan sobre los árboles, ventanas con un gran estilo que constan de repisa, reja y sombradillo (en palabras del arquitecto Alberto Corradine Angulo), atardeceres inigualables que en conjunto hacen de Mompox toda una obra de arte.

Salento (Quindío).

Conocido como la cuna del árbol nacional, la palma de cera. Está ubicado en el departamento del Quindío y posee gran variedad de atractivos lugares, uno de ellos es el Valle de Cocora.

salento-quindio+1

Salento es un pueblo que recuerda las comunidades campesinas y cafeteras que habitan el triángulo del café. Sus casas coloniales con balcones, sus coloridas fachadas y las zonas de venta de artesanías hacen de este municipio un lugar mágico con aroma a café.

Guaduas (Cundinamarca).

Su arquitectura es sencilla pero encantadora: tejas de barro y paredes de bahareque componen las casas de este poblado. Y, dejándolas atrás mientras se hace la caminata por el Camino Real, se llega al mirador de la Piedra Capira, ubicado al final de dicho camino.

guaduas+1

Desde allí, pueden verse los nevados de Santa Isabel, del Ruíz y del Tolima, como el valle del río Magdalena.

Jericó (Antioquia).

Fue fundado en 1850 y desde el 2013, su nombre a ha sonado con más fuerza ya que la madre Laura Montoya Upeguí nació en este lugar y fue canonizada por el papa Francisco.

jerico+1

Gracias a sus paisajes, historia y cultura, Jericó es uno de los pueblos más bellos de Antioquia. Aún conserva casonas bellas y rescata la arquitectura tradicional y republicana de épocas pasadas. Además, en este lugar se fabrica el típico carriel antioqueño.

Buga (Valle del Cauca).

En la “Ciudad Señora” nadie se siente extranjero, gracias a la hospitalidad de su gente, sus casas coloniales y a su invitación a la espiritualidad en la Basílica Menor del Señor de los Milagros, uno de los santuarios más visitados de Colombia.

buga+1

El motivo de la mayoría de los turistas que llegan a Buga es visitar al Señor de los Milagros en la Basílica ubicada frente al parque principal. Para aprovechar la estadía también está la posibilidad de conocer una de las dos reservas naturales: Campo Hermoso y la Laguna de Sonso, hay más lugares por descubrir.

Tinjacá (Boyacá).

Sus habitantes aseguran que allí está el mejor clima del país. Su calma y tranquilidad lo han convertido en uno de los mejores refugios de Boyacá. El himno del municipio lo describe como “un tibio regazo de ensueño donde el tiempo no cuenta la edad”.

tinjacá+1

Se dice que la tierra de Tinjacá es una de las más fértiles del país, y en los últimos años, muchas personas han llegado allí buscando la esquiva paz que difícilmente existe en las ciudades.