Eso se llama empezar con mal pie. Y nunca mejor dicho. El pasado 11 de agosto, una mujer china de 30 años estaba probando un BMW X, tal vez el modelo más caro de la historia, en el interior de un concesionario, cuando un error a la hora de pisar el acelerador la estrelló contra una cristalera. Un video, divulgado por el canal local de la ciudad de Guangzhou, muestra el desgraciado momento

Al parecer, dos empleados del concesionario resultaron heridos en el accidente. El modelo estrellado por la joven cuesta en China unos 400.000 yuanes, lo que equivale a más de 55.000 dólares, señala Daily Mail.