El Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa (Panaftosa), dependiente de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirmó que el virus que se presenta en Colombia es de origen venezolano, según un informe difundido este martes en Bogotá.

El gerente general del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Luis Martínez Lacouture, señaló en un comunicado que al hacer los análisis que buscan establecer el origen de los casos de aftosa registrados en el país “dio que es similar a los virus venezolanos”. El ministro de Agricultura de Colombia, Aurelio Iragorri, informó que fueron detectados dos nuevos focos de aftosa en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, y en Cundinamarca.

Iragorri indicó que un caso fue descubierto en una finca del caserío de San Faustino, muy cerca de la frontera con Venezuela, en Norte de Santander, y otro en Tibacuy, en Cundinamarca, departamento del que Bogotá es su capital. Panaftosa es el Centro especializado de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), que ha desarrollado desde su creación en 1951 un importante trabajo en el control y erradicación de la fiebre aftosa.

Al respecto, la directora técnica de Epidemiología Animal del ICA, Olga Díaz, explicó en el mismo comunicado que en este momento “no es exactamente igual, porque al entrar al territorio colombiano empieza a replicarse y a modificar sus cadenas, pero al hacer el análisis filogenético da en zona cercana a los virus venezolanos“. Esa característica, agrega la experta, lleva a la conclusión de que “es una introducción del virus de este país”.