Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 80 mil personas en Europa fueron afectadas por el sarampión durante el año pasado. A pesar que la cantidad de vacunados también es considerada una cifra alta, el progreso ha sido desigual entre los países dejando cada vez más grupos de personas desprotegidas.

La cantidad de personas infectadas con sarampión en Europa fue de tres veces más que el total de 2017 y 15 veces más que en el 2016, reportando una cifra récord en la última década. La enfermedad se cobró la vida de 72 personas en la región durante el 2018 y más de 40 mil fueron hospitalizadas.

En contraste, el 2018 también fue el año en que la región europea alcanzó su mayor cobertura en relación a la segunda dosis de vacunación contra el sarampión, y más niños en el continente recibieron las dosis completas. Sin embargo, este progreso es medido en logros a nivel nacional y los nuevos brotes están demostrando la existencia de brechas a nivel local.

“Esto deja claro que el ritmo actual de aumento de las tasas de inmunización no es suficiente para detener la circulación del sarampión. Si bien los datos indican una cobertura de inmunización excepcionalmente alta a nivel regional, también reflejan un número récord de afectados y muertos por la enfermedad. Esto significa que las brechas a nivel local aún ofrecen una puerta abierta al virus “, asegura la doctora Zsuzsanna Jakab, directora de la Oficina Regional para Europa de la OMS.

Para mitigar las consecuencias de esta enfermedad, se implementó el Plan Europeo de Acción de Vacunas 2015-2020, el cual establece una estrategia que respalda a los 53 Estados miembros para eliminar el sarampión y la rubéola. Así mismo, pretende que al menos el 95% de la población de cada país sea inmune al virus y de esta forma poder garantizar la protección de la comunidad.

El Plan se basa en dos dosis de vacunas o exposición previa al virus. Sin embargo, los bebes no pueden aplicarse la vacuna y hay personas que no pueden recibirlas debido a enfermedades que padecen o padecieron.